jueves, 13 de abril de 2017

miércoles, 12 de abril de 2017

RUTINA DE LIMPIEZA EXPRESS / ANI POCINO TV

SERIES QUE VI EN NETFLIX

Resultado de imagen para The Crown
The Crown
Serie de televisión
The Crown es una serie de televisión británica y estadounidense, creada y escrita por Peter Morgan y producido por Left Bank Pictures para Netflix. La serie es una biografía sobre el reinado de la Reina Isabel II del Reino Unido. Wikipedia
Primer episodio4 de noviembre de 2016

MÉTODO KAIZEN O LA REGLA DEL MINUTO

Util y no lo Sabia: Método Kaizen o la regla del minuto: El método Kaizen -o regla del minuto- la técnica definitiva japonesa para vencer la pereza Volver al gimnasio, aprender un idioma,...

TIPS PARA TERMINAR LO QUE EMPIEZAS.


¿Por qué nunca terminas lo que empiezas?

Observa la manera en que realizas tus actividades cotidianas
  • ¿Regresas las cosas a su lugar inmediatamente después de usarlas?
  • ¿Cierras todas las puertas y cajones que abres?
  • ¿Lavas los platos al terminar de comer (o esperas a que se amontonen y no te quede ni uno limpio)?
  • ¿Tu clóset se encuentra en orden?
  • ¿Te acabas los productos de belleza y desechas los envases antes de comprar nuevos?
Si no estás terminando lo pequeño, es muy probable que tampoco estés logrando tus grandes objetivos.
  El poder completar es un hábito mental.

martes, 11 de abril de 2017

MINIMALISMO EN 10 IDEAS CLAVE

Minimalismo en 10 ideas clave

ideas, clave, minimalismo
Cuando leemos sobre minimalismo, empezamos a encontrar “sugerencias” como: no deberías tener coche, quita tu Facebook, Twitter se lleva tu tiempo, no compres X cosa… pero, ¿qué define realmente al minimalismo?
Es un estilo de vida
Unas ideas clave que cada uno aplicará según su situación personal. Lo importante no es si vives en una cabaña como en Wadden o tienes un Ford fiesta. Es aplicar una serie de cambios en tu forma de pensar.
El minimalismo entra como un tsunami un día en tu cabeza, una ola gigante se lleva todas tus cosas, y una vez pasado el torrente, toca enfocar los pilares que van a sostener tu nuevo “yo” el resto de tu vida. Yo tengo coche, tu tendrás una yogurtera, pero ambos compartimos una serie de principios.
Hoy he dado un gran paso en mi vida: me he comprado un carrito de la compra :D.
El mercado está un pelín lejos, y el carrito va a hacer mucho más amena la carga de patatas hasta el piso. Así que ayer hubo fiesta “comprar un carrito”. Yo quería el “carromator 3000” que subía escaleras, que tenia bolsa térmica, que tenia ruedas de 4×4. El Mercedes de los carritos. Luego estaba el carrito “kakafuti-market” de peor calidad y luego había un carrito más sencillo, resistente, fabricado en España y de precio medio. Pero todo me daba igual, el supercarrito de los dioses me llamaba, hasta que mi pareja sentencío “Pero bueno, ¿tú no eres minimalista?”
Empecé a esgrimirle todas las razones por las cuales un minimalista quizá termina siendo un “pijo” que busca lo mejor, lo duradero, lo útil… El supercarrito3000 cumplía todas esas expectativas… pero… al final era una bolsa con ruedas para cargar tomates un par de calles… oye ¿Realmente necesito un carrito? ¿no DEBERÍA optar por el carrito medio o DEBERÍA cargar los calabacines a pulso? Vaya dilema, vaya dolor de cabeza. Al final, el recapacitar fue la clave. De eso va el minimalismo, de pensar, PENSAR cuales son tus necesidades, no tus “deberes”. Pensar cuales son las ideas claves y aplicarlas en tu día a día. Así, mientras volvía con mi carrito de gama media surgieron:
Las 10 ideas claves del minimalismo (según Elisa Erbali)
Minimalismo es:
  • 1.    Libertad : Tiempo libre, espacio libre y libertad de deudas. Cuando liberas estos tres pilares, recuperamos mucha energía malgastada para dedicarnos a las cosas que realmente nos importan ¿Qué cosas hago a diario que no me aportan nada?¿Qué objetos inundan mi casa que no uso? ¿Qué me facilita la vida?¿Cuánto dinero debo por querer tener más y más?
  • 2.    Simplicidad: Resolver los problemas con la máxima simplicidad y el menor número de herramientas posibles. Evitar la saturación de opciones y pasar a la acción. Vivir suave y frugal tu tiempo y tu momento.
  • 3.    Respirar: Vivir el presente, no sufrir por acontecimientos futuros o pasados, despejar tu mente de angustias y expectativas al igual que has despejado tus armarios. Respirar. Respirar. Respirar.
  • 4.    Observar: Cuando borras objetos y compromisos inútiles de tu vida, tu cerebro tiene mucha “memoria RAM libre” para enfocarse en lo que tiene delante. Analizar el por qué de las cosas, por qué tengo esto, por qué compro aquello, por qué me enfado, por qué tengo stress, por qué me ha ofendido la opinión del vecino. Observa, ¿qué ocurre en tu presente?.
  • 5.    Disfrutar: Respirar y observar, tengo tiempo y espacio. Nada puede impedirme disfrutar con plenitud todo lo que me rodea. Mi taza de café, el frescuele que ya entra por la ventana en la mañana, el olor a comida recién hecha, el agua calentita en las manos. Tengo tiempo, espacio y tranquilidad para disfrutar lo que me rodea. No necesito más cosas.
  • 6.    Agradecimiento: Respiro, observo y disfruto ¿Quién no puede estar agradecido? Agradecer y disfrutar lo que te rodea te relaja, te hace ver a las otras personas como sufridores estresados, te hace compasivo, te empuja a ayudar a los demás. Tengo tiempo, espacio, tranquilidad y disfruto, por lo que estoy agradecida.
  • 7.    Es compasión hacia los demás y hacia el planeta: Una vez aprendes vivir con menos y a relajarte, empiezas a observar a los demás en su mundo de pánico, angustia, impulsividad y tristeza. Ves al planeta saturado, enfermo por el consumismo y el derroche. Bienvenida consciencia.
Minimalismo no es:
  • 8.    Renuncia: No se trata de renunciar por renunciar, ES simplificar para enfocar toda tu energía y tiempo en lo que realmente quieres, tus objetivos. La publicidad nos ha enseñado bien a no renunciar a nada, a quererlo TODO, y a ser infelices si no lo tenemos. A tildar al que no desea todo como un pobre fracasado sin aspiraciones. Un minimalista tiene un armario con 4 camisetas y una determinación de hierro.
  • 9.    Conformismo o Resignación: Un minimalista no se conforma o se resigna ante una situación. Pasa a la acción, lucha por sus sueños, ideas u objetivos. No se queja, no se resigna. Utiliza su tiempo, espacio y tranquilidad para buscar soluciones, para estar bien con lo que le rodea, para aprender y dar lo mejor de si mismo.
  • 10.  Moda: No, no hay que leerse la biografía de Steve Jobs ni vivir en una casa con dos cubos blancos para sentarse. Es una forma de pensar y vivir más coherente con nuestra naturaleza humana y con nuestro planeta. No voy a convencerte, ¿Nos tomamos un café y me preguntas lo que quieras?
Simplificar tu vida no significa que sufras por tus principios, sino que evalúes bien lo que necesitas y lo que no. Cuándo tengas claro estas necesidades, podrás decidir qué se va, qué se queda, y qué te hace falta todavía.

EL MINIMALISMO COMO ESTILO DE VIDA


El minimalismo como forma de vida

Por    
Cuando menos es más también para el día a día.


El minimalismo como forma de vida

Los minimalistas son personas que tratan consciente e intencionadamente de vivir sólo con lo que realmente necesitan. El mantra sería: «Identifica lo esencial, y elimina todo lo demás».
La lógica subyace en que todas esas cosas que pueblan las gavetas y armarios, crean estrés por no tener tiempo de usarlas todas, generan culpa por haber supuesto un derroche sin uso, te atan o bien te hacen más difícil el cambio (una mudanza, por ejemplo), son a todas luces un apalancamiento operativo que pierde valor a más tiempo está acumulado y, además, su producción ha generado desperdicios contaminantes a los que sigues colaborando conforme adquieres cosas nuevas.
Si bien el minimalismo no está en contra del capitalismo, sí lo está en contra del consumismo. O, al menos, en contra del consumo sin control. Parece ser que cuando tienes más cosas de las que puedes usar y deseas más de las que puedes pagar, entras en un ciclo vicioso en el que ya tus cosas no trabajan para ti, sino tú para ellas.



¿La solución? De nuevo, identificar lo esencial, y quedarte sólo con eso. Sin embargo, parece que lo esencial varía bastante de una persona a otra.
Existen minimalistas extremos que viven con sólo 100 cosas, existe el proyecto 33 prendas que consiste en lo obvio: tener sólo 33 piezas de ropa o, incluso, una especie de juego llamado “30-Day Minimalism Game” que consiste en retirar de tu vida tres cosas al día durante un mes. También está el "entra uno sale uno" que sí aplican casi todos los minimalistas y en esencia viene a decir que si compras una cosa nueva, deseches su versión antigua.
Cierto es que la mayor parte de minimalistas más estrictos se encuentran en países de habla inglesa, sin embargo, también hay hispanohablantes interesados en esta filosofía de no tener más de lo que necesitan, aunque la adapten a su día a día. Anita por ejemplo es una minimalista residente en Costa Rica:
El minimalismo como estilo de vida es una corriente que se enfoca en simplificar. Es un estilo de vida en el que buscas tener sólo aquello que necesitas, amas y te inspira, al menos desde mi punto de vista. Es una revalorización de tus prioridades. Considero que la definición se adapta a cada persona y, además, cambia con el tiempo. Al principio tal vez lo veas como desatiborrar ese cuarto de desorden, pero conforme pasa el tiempo, empiezas a encontrar la filosofía detrás de esto.
Existe un percepción errónea de que ser minimalista es vivir en cuatro paredes blancas, sin mayor posesiones que las básicas y salir por el mundo con tu mochila. Sí, existen personas practicándolo en este extremo, o al menos eso dicen, pero esos cuartos blancos están mejor para Instagram que para realmente vivir en ellos; ser minimalista va mucho más allá de la cantidad de cosas que tengas y tampoco hay que pasarse:



«La idea del minimalismo es simplificar, hacer tu vida más llevadera. Cuando somos muy rígidos puede ser contraproducente, porque se cae en otro extremo y la vida se complica en el otro sentido. No tiene lógica tener únicamente un determinado número de cosas si esto te limita en las actividades que te gustaría hacer. Lo que se busca es liberar tu tiempo, dinero y energías para enfocarlas en aquello que verdaderamente tengan un sentido, no al revés».
Pero, la gran pregunta ¿por qué debería de hacerlo? Pues parece que tiene bastantes ventajas. Sin embargo, la mayoría de los minimalistas te recomiendan que si tú estás bien con tus cosas, no lo intentes pues, tras deshacerte de ellas sentirás pena por el vacío, y querrás adquirir como rebote nuevas versiones de ello:
«En mi casa los 3 (mi esposo, mi hija y yo) somos alérgicos al polvo y a la humedad. El tener pocas cosas ha facilitado mucho la limpieza, por lo que vivimos sin alergia. Como lo que tenemos lo mantenemos en uso, tampoco hay cosas que adquieran olor a guardado, a la hora de la limpieza todo es mucho más fácil y rápido. También es mucho más fácil elegir qué ponerse, todo se mantiene ordenado sin mayor esfuerzo, hay más espacio, se ahorra bastante, no se contamina tanto, hay más tiempo libre, te vuelves más crítico y también valoras y cuidas más lo que tienes… podría seguir todo el día diciendo ventajas».
Para salir de las familias, también tenemos a Kevin Trujillo de 29 años: «Soy de Quito, Ecuador. Estudio diseño multimedia y para mi el minimalismo es una herramienta que me ha servido para poder lograr objetivos que me eran imposibles años atrás. Ahora, al adoptar una vida mas simple, me es posible cumplir sueños y hacer cosas que no pensaba que podía hacer».
«Soy minimalista desde hace 4 años. Antes tenía un estilo de vida bastante consumista, vivía con mis padres y trabajaba para pagar deudas únicamente. Un viaje de mochilero a Perú me hizo darme cuenta de que tener pocas cosas me ayudaba a moverme con mas libertad. También aprendí que hay muchas maneras de ser felices y la definición de éxito y felicidad es distinta para cada uno». 
En cuanto a cuántas cosas posee o se debe poseer, él declara que no sigue reglas. «No tengo 33 prendas o 100 cosas. Lo que sí trato de cumplir es la regla de “entra uno sale otro” ya que me hace realmente evaluar qué es lo que tengo, si es necesaria la compra y si de lo que estoy por deshacerme es realmente algo que ya no necesito. Vivo en una habitación de ático, no tengo ni sala de estar ni cocina. Solo una terraza con una habitación y un baño. Esto me ha obligado a tener pocas cosas y aunque he estado viviendo casi 2 años y medio ya aquí, sigo pensando que tengo lo necesario».
«Las ventaja principal es el no tener apego a los bienes materiales y sentimentales. Es favorable ya que en lugar de estar dedicado a mantener un estilo de vida donde el objetivo es acumular objetos, ahora trato de dedicarme a estudiar la carrera que siempre quise y nunca pude. Y pasar mas tiempo con las personas que mas quiero. Como te digo no es solo en cuanto a lo material, sino que también he logrado tener paz interior».
Y bien, cómo ser minimalista. A primeras, si tienes un piso de entre 45 y 90 m² y un par de cosas de la teletienda o tecnología antigua acumulada, ya va a ser una tarea titática, dicen. Kevin cree que lo mejor es empezar poco a poco: «se puede empezar siendo minimalista por los pasos mas sencillos, empezar en pequeño. Limpiar una superficie que esté llena de cosas que no usamos o adornos que simplemente no los tomamos en cuenta, eso creo que es un buen punto de inicio. También, darse cuenta de cuánto tenemos o qué cosas estamos acumulando sin sentido».
El minimalismo es una construcción diaria, no es un fin, no es algo que tachas de la lista de pendientes cuando llegas a 33 prendas. No serás un minimalista apto cuando llegues a un punto, lo eres mientras sigas en el proceso. Consiste en vivir una vida consciente, con propósito deliberado y cargando sólo aquello que te ayuda en ese camino; porque al final, del día es eso, un camino en construcción y como decía Ryan Binghamcon demasiado peso no podemos movernos y cuanto más lentos nos movemos, más rápido moriremos.

lunes, 10 de abril de 2017

SER ORGANIZADO VERSUS SER ORDENADO.

SER ORGANIZADO ¿ ES IGUAL A SER ORDENADO?


Siempre se ha pensado que una persona Organizada es tambièn Ordenada.  Segùn mi experiencia, creo que no es asì.   Alguien puede ser muy organizada con su agenda de trabajo, sus citas y reuniones, tanto familiares, de amistad como profesionales, sin embargo ,en su hogar, su closet, no es el màs ordenado, su cartera està llena de cosas, que ni sabe còmo llegaron a ella, siempre pierde las llaves del auto, de la casa y otras.

  Conozco personas asì, lo que da para pensar, ya que por lògica, una cosa deberìa llevar a la otra. 
Por otra parte, algunas personas son muy ordenadas, y sin embargo son desorganizadas en su vida activa, llegan tarde a las citas, a las reuniones de padres, a todas partes, no llevan agenda, hacen las cosas cuando tienen tiempo, etc.  Me pregunto ¿por què no se da siempre asì?.  Es algo sobre lo que me estoy informando, por ser un  tema totalmente afin a mi trabajo como Professional Organizer (Organizadora Profesional)

Y Uds,  ¿piensan que es lo mismo? 


 Gracias por sus comentarios. 
Annissa 

¿POR QUÉ LOS JAPONESES SON TAN ORGANIZADOS Y LIMPIOS?

domingo, 9 de abril de 2017

3 RAZONES POR LO QUE LOS JAPONESES RECOGEN LA BASURA DESPUÉS DE UN PARTIDO




Una de las noticias que ha dado vuelta al mundo en este mundial (y en los anteriores también) es cómo la hinchada japonesa limpia la basura después de los partidos de fútbol. Tras haber visitado varias páginas web y los comentarios al respecto, me di cuenta de que nadie iba más allá en la explicación del porqué lo hacen y simplemente rematan la nota o el comentario con un escueto “es por su cultura” o “es por su educación”, mostrándolo como si fuera algo imposible de copiar en nuestros países.
Esta costumbre japonesa de limpiar una vez acabado un partido de fútbol se hizo conocida en 1998, en el mundial en Francia, donde los aficionados japoneses dejaron impecables sus asientos (aqui una nota de ese entonces). En aquella época, el lema de moda entre los japoneses que iban al extranjero era el siguiente:

“Dejar todo más limpio de cuando llegamos” 「来たときよりも美しく」

bluebags

Es algo que surgió, en cierta manera, de la forma de pensar acerca de la costumbre de limpiar. También ayudó mucho que las agencias de viaje japonesas en las que se compraron los pasajes para el mundial les entregaran a sus clientes unas bolsas de basura azules para que apoyaran a su equipo y a la vez la usaran para depositar en ellas sus desperdicios. Cabe aclarar que no todos los japoneses son así, aunque es algo que suscitado comentarios en cada mundial o partido internacional de otras disciplinas deportivas en los que Japón ha participado.

La educación y cultura sí son las razones de este comportamiento pero va mas profundo que eso, y eso es lo que quiero explicar en este articulo.

Razón n.º 1 la limpieza forma parte de la educación escolar

Desde primero básico hasta segundo medio (en incluso en algunas universidades), es decir, desde los 8 años de edad hasta los 16, los niños japoneses se encargan de mantener limpia su escuela. Esto incluye los baños, el patio y sus alrededores. Los estudiantes son responsables al cien por cien de qué tan limpio esté su colegio. Son los niños quienes establecen el orden en que se limpia, así como el grado de limpieza. Es una parte importante de la enseñanza de la escuela. Puede sonar casi imposible hacerlo con los niños de hoy, pero si se comienza en el primero de básico como algo que se debe hacer, los niños entenderán y se convertirá en una rutina. Lo que más se les enseña al hacer la limpieza son estos tres puntos:
  1. La limpieza de tus alrededores es responsabilidad de uno mismo.

  2. La limpieza de tus alrededores representa tu alma.

  3. La limpieza NO es un castigo, es un deber de todos.

Aqui un grafico rotativo que se usa para separar a los estudiantes en la sala para turnarse diariamente en la limpieza diaria.
Aqui un un gráfico rotativo indica los turnos de limpieza diaria a los estudiantes de cada sala.
Aqui pueden ver un Manual de limpieza que le pasan a los estudiantes en las escuelas. Está en japones, pero pueden ver como detalladamente les enseñan como limpiar de la mejor manera.

Razón n.º 2: la limpieza en la casa la hace cada dueño


A diferencia a muchos países en América Latina, en Japón no se contrata servicio doméstico para la limpieza (únicamente las personas millonarias pueden permitírselo). Esto se debe a que el servicio es muy caro (como mínimo cien dólares por día) y también porque los espacios son muy chicos para mantener a una persona viviendo en la misma casa. Por ende, las familias son las que asumen la limpieza de sus casas. El ama de casa es quien más cuida se ocupa de esta labor, pero la familia entera participa en la actividad. Lo que es interesante es que hay limpiezas diarias, pero también una limpieza al término de algún acontecimiento como una reunión familiar o una fiesta. Hay una limpieza a fondo, llamada osoji, o ‘gran limpieza’, que se hace antes de que acabe el año, para recibir el siguiente con la casa y el alma limpias. Entre toda la familia se limpia hasta el último rincón. Es común que los niños ayuden a asear el piso y arreglen sus cuartos.

Razón n.º 3: el concepto de limpieza es diferente

Por experiencia propia, siento que en america latina, la limpieza se considera como una tarea que nadie la quiere hacer, un castigo, e incluso un trabajo remunerado propio de las clases sociales más bajas.
“¿Limpiar? No, eso es trabajo del que hace el aseo”,
“¿Por qué tengo que limpiar yo? ¡No es mi culpa que esté sucio!”
“No recojas eso, le estás quitando el trabajo al que limpia”
son solo algunas frases que he escuchado varias veces.
La cultura japonesa –que suele poner mucho énfasis en la responsabilidad individual– aborda el asunto del aseo dándole más peso al hecho de limpiar un lugar que al de buscar al responsable de la suciedad. 
Para entender mejor esta actitud frente a limpieza que exhiben los japoneses, les presento las 5S de la limpieza que planteó la empresa Toyota con el fin de mantener sus oficinas y los alrededores limpios.
5shand2
整理 Seiri : Clasificación. Separar lo innecesarioEsta es la más difícil, ya que hay que pensar en cada cosa. Seiri significa ‘seleccionar lo necesario de entre lo innecesario’. Es una decisión continua que se toma para mantener las cosas en orden. Casi se trata de un modo de vida, llena de decisiones.
整頓 Seiton: Orden. Situar lo Necesario
Organizar el espacio de trabajo de forma eficaz. 
掃除 Souji: Limpieza. Suprimir la suciedad
Mejorar el nivel de limpieza de los lugares.
清潔 Seiketsu: Encontrar suciedad. Prevenir el desordenPrevenir la aparición de la suciedad y el desorden.
躾 Shitsuke: DisciplinaFomentar los esfuerzos y la acción diaria de la limpieza. 
En resumen, la cultura de la limpieza se basa en el día a día, y la forma en que se piensa sobre ella.
Reconozco que no soy una de las personas más limpias que existen, pero el pensar que la limpieza que me rodea depende de mí me ayuda a poder recoger la basura que no es mía y hacerlo sin prejuicios ni manías.

Mi gran esperanza y sueño es que algún día los colegios en Latinoamérica sean capaces de concienciar a sus estudiantes para que limpien las aulas y que los papás estén de acuerdo con eso. Creo que bastaría esa acción diaria para conseguir que nuestras ciudades, barrios y casas, y en especial nuestros estadios, sean lugares más limpios.