jueves, 18 de mayo de 2017

PENSANDO EN VOZ ALTA. LOS HÁBITOS

Ser constante siempre, es todo un reto. Crear hábitos y ser perseverante es un gran desafío.

Cuando nos proponemos algo, habitualmente el primer día lo hacemos con alegría, mucha motivación y empeño. Al día siguiente, o a los dos siguientes, no lo hacemos, nos ponemos excusas, baja la motivación. Los hábitos son para siempre. Se forman por la repetición contínua, una vez logrados pasan a ser parte de tu vida.



Un ejemplo muy claro, es proponernos a hacer ejercicios, al menos tres veces por semana. Sea correr, salir a caminar, hacer ejercicios isotónicos, yoga, pilates, lo que cada una prefiera, y su condición médica lo permita. Comenzamos como avión, y a la semana.... qué pasa? poco a poco vamos abandonando, culpamos al cansancio, a la falta de tiempo, etc. ¿qué pasó?

Creo que es muy importante ser disciplinados. Hemos hablado de los hábitos en innumerables ocasiones en el blog. Hicimos lo de los 21 días, que según algunos autores, es lo necesario para que realmente se integran los hábitos a nuestra vida. Entonces, ¿qué sucede? Veo en mis grupos de facebook, actividades que deberían ser diarias, y no las logran integrar.

Las Invito ahora a ponernos hábitos pequeños, lo que Uds. deseen y necesiten. Mantener la perseverancia, y mantener la disciplina. Comprometernos con nosotros mismos, fallarnos a nosotros mismos es lo peor, nadie quiere hacerlo, ¿verdad?

Un hábito que yo tengo hace muchos años, es conectarme temprano a internet, sea por mi trabajo, o para enviar material a mis grupos, y estar muy en contacto. Desde que comencé, jamás dejé de hacerlo, incluso en vacaciones, de una u otra forma me conecto, aunque sea para leerlas. No me costó absolutamente nada, lo tengo tan incorporado, que si algún día no puedo hacerlo, lo que es muy raro, es como que me falta algo, y claro, ya es parte de mi vida, no crean que siempre tengo muchas ganas, a veces temas que me entristecen o problemas, me quitan los deseos de escribir, pero igual lo hago, no falto a mi disciplina.

Las actividades de la casa, son un claro ejemplo de los hábitos que deberíamos incorporar, especialmente si no tenemos ayuda extra.

Esta vez no voy a proponer ningún hábito en especial, cada una elige comenzar con alguno que necesite, que no sea una gran misión para que no cueste. Si son perseverantes, cada vez irán logrando otros. Luego de cumplirlo, por ej por una semana, dense un premio, háganse un mimo con algo que les guste.

Tenía ganas de hablar de esto con Uds., ojalá pongan en práctica los hábitos, poco a poco, con pasitos de bebé, lo importante es LOGRARLO. Una vez incorporado, estará grabado a fuego en sus vidas.

Si tienen otra forma de integrar vuestros hábitos, me gustaría mucho que nos cuenten. Siempre es bueno, contar con otras opiniones, todo lo que sume, siempre nos viene muy bien. Gracias de antemano.

Hasta la próxima.
Annissa