jueves, 22 de junio de 2017

EL TIEMPO VUELA

ДекорÀ - Декупаж, Декор, ВДОХНОВЕНИЕ




MUCHAS veces he repetido, 

"EL TIEMPO VUELA,  Y NOSOTROS SOMOS EL PILOTO"

De las tantas frases que he acuñado en mi vida.  Como también, sugiero,  No dejar nada para más tardes; ¿podemos hacer algo Ahora?   hagámoslo.   "EL DESPUÉS NUNCA LLEGA !

A mi parecer la capacidad que tenemos para gestionar, y Organizar nuestro tiempo, es muy  importante para lograr éxito, tanto en lo personal, como en lo laboral.

Hay personas que tienen esta capacidad de forma innata, éstas siempre logran cumplir sus objetivos, tienen sus tiempos Organizados, por ende sacan más provecho de las 24 horas que el día tiene " para todos"

Las personas que no se Organizan de forma innata, pueden aplicar técnicas o herramientas para mejorar este aspecto de su vida. Si piensan que lo necesitan, podrán usarlas, y mejorar.

 Quienes no se complican, llegan atrasadas a todas partes, incluso a sus trabajos, pierden todo, corren y corren para cumplir  con sus actividades, y piensan que están bien así, adelante.  Cada persona debe actuar de acuerdo a lo que sienta y necesite.

Este es un tema que me han pedido bastante en los últimos tiempos, por lo tanto es momento para desarrollarlo

Todos los aportes y sugerencias con respecto al tema, son muy bienvenidos.

Los leo
Annissa.

lunes, 19 de junio de 2017

EN QUÉ SE EQUIVOCA MARIE KONDO.


En qué se equivoca Marie Kondo

La gurú japonesa del orden propone vaciar el bolso cada día, doblar la ropa en vertical y tirar lo que no aporta felicidad
Mey Zamora
Por MEY ZAMORA el 21/04/2016

Marie Kondo iniciando a una neófita en el arte de doblar la ropa. Foto: Getty
El libro La magia del orden, de la autora japonesa Marie Kondo, publicado en España por Aguilar, es desde hace meses un superventas. Traducido a más de treinta idiomas, lleva vendidos cinco millones de ejemplares. Una cifra de vértigo para un libro de no ficción. En nuestro país encabeza las listas de más vendidos. En sus páginas, la autora nos explica cuál es su propuesta para tener la casa en orden y, consiguientemente, vivir en armonía y con confianza en uno mismo.
El método KonMari no deja indiferente. Es claro, aparentemente simple, drástico y profundamente oriental de concepción, es decir, hay una espiritualidad muy zen que lo impregna todo. El auge de la meditación y de las técnicas de relajación orientales facilita la inmersión en este libro sin aspavientos. La autora cree que los objetos -léase bolso, zapato o móvil- tienen una especie de alma; que debemos hablarles, darles las gracias por los servicios prestados y despedirnos con solemnidad cuando decidimos prescindir de ellos.
Se trata de deshacernos de todas aquellas cosas que no nos proporcionan felicidad. La técnica para ordenar contempla categorías de objetos (ropa, libros, productos de belleza…) y no espacios (baño, cocina…). La empresa de poner orden en una casa requiere determinación y energía. Es aconsejable empezar por la mañana e ir de lo más fácil a lo más difícil: ropa, libros, papeles, cosas que guardamos porque sí y, finalmente, recuerdos u objetos con valor sentimental. La consigna es desechar.
Comparto con la autora esa tendencia innata para ordenar y limpiar que en japonés denominan katazuke. Ella se recuerda a los cinco años hojeando revistas femeninas, su inspiración para en un futuro crear espacios apacibles. Yo, de muy jovencita, disfrutaba de lo lindo ordenando mi armario y colaborando en cualquier tarea doméstica que implicara vaciar, tirar, limpiar y colocar. Lo que mis hijos han considerado siempre una frikada es hoy gracias a la nipona una cualidad que puedo poner en valor. Compartimos la idea de que ordenar tu casa es ordenar tu vida.
Mi experiencia –y en eso le llevo veinte años de ventaja a Kondo- es que hay personas con una tendencia natural al orden y, por el contrario, otras la tienen al caos. También he comprobado que en las casas se suelen equilibrar esas fuerzas entre los integrantes de una familia. Y que por lo tanto las palabras diálogo y consenso son obligadas para la convivencia pacífica. Marie Kondo, de 30 años, ha sido madre recientemente. Eso sin duda afectará a su método y lo hará más flexible. Cuando uno vive solo se rige por sus pautas sin interferencias. En los hogares se impone hablar no con los objetos sino con las personas para establecer unas pocas pautas que faciliten la vida cotidiana.
Lo que no funciona del método
Hay algunos aspectos del método KonMari que no comparto. En primer lugar, su forma de doblar la ropa en vertical para poder colocarla en cajas y que ocupen poco espacio me parece útil para prendas pequeñas como calcetines, ropa interior o pañuelos pero poco práctica para otras como las camisetas. Éstas acaban hechas un churro de tanto plegarlas por mucho mimo que le pongas a tal empresa.
Los hogares japoneses suelen ser de dimensiones muy reducidas lo que lleva a ingeniárselas para economizar espacio. Kondo ve anticuado “hacer cambio de armarios” y una desconsideración hacia la ropa que empaquetamos y olvidamos en el altillo. Aunque reconozco que el cambio de ropa de temporada implica unas horas de dedicación, creo que compensa. Es un momento ideal para reordenar y poner al día nuestro vestuario y “esponjar” nuestro armario. Me espanta mezclar ropa de invierno y de verano. Por el contrario, me gusta la renovación y recuperación de ropa que implica el cambio. Da nueva vida a la casa.

via GIPHTampoco me parece afortunado el consejo de vaciar cada día el contenido del bolso y de colocar cada una de las cosas que llevamos en un espacio destinado para tal uso en nuestro armario. No es habitual cambiar de bolso cada día. Por eso, creo que es mejor no tocar nada. El riesgo de salir de casa al día siguiente y percatarte de que te has dejado, por ejemplo, las llaves dentro del armario es una mala jugada. Soy partidaria de hacer trasvase de cosas de un bolso a otro cuando decidimos cambiarlo Marie Kondo considera que las etiquetas de los productos cargan con sus letras el ambiente de “ruido” y que es mejor quitarlas. Considero una buena opción para poner, por ejemplo, el jabón de manos o el lavavajillas, recipientes y dispensadores que son estéticamente más bonitos, pero la mayoría de productos de nuestra despensa o del armario de limpieza serían un riesgo y un peligro sin etiqueta.
A mí, que disfruto cocinando, me parece muy útil tener una cesta de aceites y especias cerca de la zona de cocción. Para Kondo esto no funciona porque están expuestos a salpicaduras. Sí, lo están, pero se pueden colocar a una distancia prudente que facilite su uso. Me parece tremendamente incómodo abrir armarios y botes cada dos por tres. Y creo que el riesgo de dejar restos y migas crece, mientras que si tienes los productos a la vista los ordenas y repasas para que queden en buen estado.
Limpieza y orden son dos premisas indispensables para el buen funcionamiento de una casa. Siempre he creído que invertir tiempo en las tareas domésticas es hacerlo en calidad de vida. Me alegra el triunfo de Marie Kondo porque habla de temas domésticos sin tapujos. Creo que su citado orientalismo es un buen envoltorio. Quizá sin él sus palabras serían consideradas una vulgaridad trivial. Hasta el momento hablar de orden y limpieza no era trendy.
Ya adolescente, empezó a idear su método de organización que en la actualidad es un negocio. Kondo ha creado una escuela en Tokio que ayuda a empresas y a particulares a poner en orden sus espacios para vivir mejor y en paz. Hay que reconocer que el manido mensaje de “limpia y ordena” dirigido a cualquier miembro de la familia no tiene gancho. Marie Kondo, cuando llega a una casa que hay que ordenar, se arrodilla y, en silencio, se presenta, reza y le hace una reverencia. Y así parece otra cosa.

Cómo doblar bolsas de plástico, papel, tela & reutilizables | Método K...

¿TIENES AGOBIO Y ESTRÉS? Cómo evitarlo.




¿Tienes agobio y estrés? Te damos algunos consejos para evitarlos

Si el trabajo, los compromisos y las tareas se comen la mayor parte de tu día y acabas por la noche con una sensación de estrés o de agobio y cansancio, es que alguna cosa no acaba de ir del todo bien.
Todos tenemos nuestras tareas diarias, pero debemos aprender a que no nos desborden y a llevar una vida que nos guste y alegre. Para poder conseguir esto, os damos unos pequeños consejos que seguro os serán de ayuda para reducir el estrés.
Estar cansado físicamente, sentirse frustrado y nervioso, sofocarse, tener ansiedad, sentirse inquieto… Si te ocurre esto a menudo, es que estás agobiado. El agobio es la sensación de sentirse todo el rato superado por las circunstancias y los acontecimientos. Cuando esto le ocurre, no puede vivir felizmente, ya que todo le preocupa por lo que vendrá después, y no disfruta del momento presente. Cada vez son más las personas que se sienten de esta manera, por culpa de la exigencia en el trabajo, en las tareas de la casa, en los estudios, el tiempo límite para realizar las cosas… Y todo junto se convierte en una sensación de agobio y frustración.

¿Qué nos dicen los expertos respecto al estrés?

Si te encuentras que vives con las sensaciones que hemos nombrado arriba, es hora de ponerle una solución, primero analizando las causas del agobio y luego solucionándolas. Lo primero que hay que hacer es reemplazar el sentimiento de que “hay que hacerlo todo y ser el mejor y hacerse más responsable cada vez con mayor grado de las cosas, sin tener opción a delegar tareas, compartirlas y confiar en que los demás pueden hacerlas para poder vivir el presente más alegremente.”
Generalmente, muchas mujeres son las que se encuentran más agobiadas: el trabajo, los estudios, la competencia en el oficio… Además, todas estas tareas se suman al trabajo doméstico en casa, la relación de pareja, y la vida con sus hijos.

La solución: tener tiempo para ti

estrésPara conseguir evitar, controlar y reducir el estrés y el agobio, tres consejos:
- Centrarse en el momento presente: el “aquí” y el “en este momento”
- Dedicarse un tiempo cada día a uno mismo
- Evitar las postergaciones
Un buen consejo para sentirse relajado y sano psíquicamente es dedicarte a ti mismo una o dos horas al día, o un día cada semana. Es decir, durante este tiempo no dedicarse a hacer nada: ni tareas, ni preocupaciones, ni deberes, ni trabajo… Es bueno hacer algo que nos guste: leer un buen libro, escuchar música, ir a correr… Y durante un tiempo concreto, lo mejor es estar solo, en silencio, relajarse y escucharse interiormente a uno mismo, para así conectar con las emociones. De esta forma verás como las preocupaciones se esfuman y puedes ver claramente las cosas positivas que hay en tu vida.
¡Te aconsejamos que lo pruebes, seguro que te sientes más feliz y el agobio desaparecerá!
Fuente: terra

viernes, 16 de junio de 2017

.MÉTODO KON MARI. FINALIZAMOS

Contactanos a ventas@canterasdelmundo.com  www.canterasdelmundo.com

Estamos terminando nuestra Organización del Hogar, de acuerdo al método Kon Mari.

La cocina la ordenamos siguiendo los mismos pasos que hicimos con  anterioridad.

Según Mari Kondo, hay que hacerlo de una vez y para siempre.  
Ordenamos los cajones, sacamos todo, lo podemos desplegar en las mesadas, una vez que tenemos un panorama general de todo, procedemos a guardar, con la mayor prolijidad que se pueda.  
Lo mismo hacemos con todo lo que tenemos en la Cocina y despensa.

Los repasadores, o paños de cocina, se guardan en forma vertical,  al abrir el cajón, vemos de inmediato lo que hay en él.

Decoración del hogar


Hacemos lo mismo en nuestros baños.    Que queden lo más prolijos y limpios posible.  

BUENA ORGANIZACIÓN 
Annissa.


jueves, 15 de junio de 2017

7 RAZONES DE POR QUÉ ES MALO CONSUMIR MUCHA AZÚCAR

7 Razones Por Las Que El Azúcar Es Malo

ESCRITO POR DENNIS.NUTRICIÓN AL DENTESALUD ÓPTIMA.
el azuar es maloAzúcar azúcar… Cuántas buenas memorias están ligadas al azúcar. Esos helados, gelatinas, queques de cumpleaños, confites, galletas, etc etc etc… Por un tiempo o en una estricta moderación está bien, pero mucha gente se pasa.
El azúcar (junto con otro montón de alimentos o suplementos como el JMAF) como ya todos sabemos es causante de una de las enfermedades de mayor expansión en el mundo entero: la obesidad.
Y es que no importa cuánta información se difunda en internet, televisión, radio y medios escritos, los productores de alimentos siempre encuentran la forma de atraer clientes y con más y nuevos productos que los benefician a ellos y a nadie más.
Por eso, si aún no te queda claro el por qué el azúcar es malo, te comparto las 7 razones más importantes del por qué debes evitarlo o diminuir al máximo su consumo:

7 razones por las que el azúcar es malo


1. Entre más azúcar consumamos, más dependencia creamos hacia él. ¿Por qué creen que consumimos tanto azúcar? Hagan la prueba de dejar de consumir azúcar en sus miles de formas y verán como cada vez les hace menos y menos falta.
2. Mucha azúcar aumenta los niveles de colesterol. Estudios demuestran que el alto consumo de azúcar provoca el aumento de triglicéridos y disminuye los niveles de colesterol bueno.
3. Ayuda a contraer la diabetes. En términos simples, entre más azúcar consumimos más y más insulina deber ser producida por nuestro páncreas para bajar los niveles de azúcar de nuestra sangre, hasta llegar a tal punto en que no puede generar la cantidad necesaria y nos veremos dependiendes a la insulina. ¿Resultado? Tendremos diabetes.
4. Deprime el sistema inmunológico. Cuando consumimos una cantidad alta de azúcar en forma de refresco, barra de chocolate o postre, afectamos temporalmente la capacidad de nuestro sistema inmunológico de responder a culquier desafío que éste pueda tener.
5. Promueve la inflamación.  La inflamación usual es una respuesta de nuestro sistema inmunológico, lo cual no es malo, pero el alto consumo de azúcar promueve una excesiva, inapropiada e inútil inflamación la cual sí puede provocar envejecimiento y enfermedades.
6. Afecta la salud de los niños. Si hay algo que he notado en estos últimos años es la cantidad de niños y niñas con obesidad temprana. Lo curioso es que al menos el 50% de los que he visto siempre andan en la mano algo que los ayuda a mantener esa forma, casi siempre en la forma de una Coca-Cola o refresco dulce. He visto inclusive hermanos pequeños pelearse a lloriqueos y patadas por una lata de gaseosa. Y de niños van pa’ grandes.
7. Provoca caries. Esta muchos lo saben pero aun asi siguen ignorándola. Puedo apostar que los dentistas han hecho su buen recaudo en los últimos 30 años poniendo calzas dentales, limpiando dientes y reparándolos. El consumo de azúcar mezclado con una mala higiene dental hace que las paredes de nuestros dientes se deterioren gracias a las bacterias que viven en nuestra boca y se activan con cualquier carbohidrato (lo cual pasa en los primeros 20-30 minutos luego de haber comido.
Creo que no hace falta mencionar de nuevo que el azúcar ayuda a provocar obesidad cierto? 😉 Espero que no.
Otro aspecto de la obesidad es que crea muchos problemas de autoestima, tanto en hombres como en mujeres (aunque eso es más relacionado con nuestra sociedad actual) pero aún así, es un problema que podemos evitar.
Como se los decía en el primer punto, les recomiendo bajar el consumo de azúcar más y más, no solo en su café o té, sino en bebidas gaseosas, refrescos de frutas embotellados, helados, postres, queques, pasteles, confites, cocteles y  demás, les aseguro que se harán menos dependiendes del dulce.
Si buscan alternativas a endulzantes, les recomiendo la miel de abeja, el sirope de maple o el Stevia, que es un endulzante natural que pueden encontrar en tiendas naturistas o en Amazon. Stevia es super bajo en calorías y libre de culpas 😉

martes, 13 de junio de 2017

ORDENAMOS EL ARMARIO LA MAGIA DEL ORDEN. METODO KONMARI

REPASANDO. SOBRE EL MÉTODO DEL ORDEN DE MARI KONDO

El método del orden de Marie Kondo

  
Todos somos conscientes del bienestar que una casa ordenada produce en nuestra vida y nuestra mente. Sin embargo, por mucho empeño que pongamos, esta armonía suele durar poco. La japonesa Marie Kondo se ha convertido en un fenómeno superventas gracias a su revolucionario y eficaz sistema para mantener ese orden de forma definitiva.  Analizamos su libro ‘La magia del orden. Herramientas para ordenar tu casa… ¡y tu vida!’ (Aguilar, 2014) para dar con las claves de esta filosofía.
Marie Kondo_WESTWING MAGAZINE_1
Marie Kondo se ha convertido en un éxito superventas con su libro ‘La magia del orden’.

La gurú del orden

Esta joven experta en organización lleva casi cuatro millones de libros vendidos y la revista Times la ha incluido en su lista de las 100 personas más influyentes del mundo en 2015.  Kondo asegura que desde pequeña vivía obsesionada con el orden. Empezó a leer revistas de decoración con 5 años y con 15 se dedicó a estudiar seriamente el arte del orden y la organización. Ahora es consultora y se dedica a visitar casas y oficinas para aconsejar a quienes tienen dificultades para poner este deseo en práctica. Después de seguir muchos métodos de organización, ha llegado a la conclusión de que la conciencia y la perspectiva de una persona sobre su propio estilo de vida es mucho más importante que cualquier habilidad para clasificar o almacenar. El orden depende de valores personales sobre cómo desea uno vivir.

Efecto rebote

¿Cuál es el primer problema que surge cuando empezamos a ordenar? Para muchos es el almacenamiento, pero para la consultora del orden esa palabra esconde una trampa: cuando almacenamos creamos la ilusión de un cierto orden, pero lo que en realidad hacemos es ocultar cosas que realmente no necesitamos en un armario, en un cajón o una estantería. Tarde o temprano esas unidades de almacenaje se llenan y el caos vuelve a empezar. A eso Kondo le llama efecto rebote. Por este motivo, para ella, la organización empieza por la eliminación. Marie Kondo cuenta en su libro que ningún cliente suyo ha vuelto al desorden después de aplicar su método

El método Konmari

El pilar fundamental del método Konmari (nombre que procede de jugar con las letras de su nombre y apellido) se basa en desechar y conservar solo lo imprescindible y que nos hace felices. Algo que, según apunta, debe hacerse de una sola vez y sin dejarlo a la mitad.
Cuando organizas tu espacio por completo, transformas el escenario que te rodea y el cambio es tan profundo que sentirás que vives en un espacio distinto
Si guardamos las mismas cosas en varios lugares de la casa y nos ponemos a organizar cada lugar por separado, nunca podremos conocer el volumen total de cosas que poseemos y y no terminaremos de organizarlas nunca. Para romper con esta espiral negativa, el método recomienda organizar por categorías, no por ubicaciones. Por lo tanto, debemos hacer una labor de investigación por toda la casa y juntar todo lo que tengamos de la misma categoría: primero la ropa, continuando con los libros, los papeles, objetos varios, a los que ella denomina komono, y terminando con los objetos sentimentales. Con cada categoría deberás hacer lo mismo: deja todos los objetos en un montón en el suelo para escoger uno a uno qué es lo que quieres conservar.
¿Te hace feliz?
Lejos de elegir a partir de un criterio de uso o función, para esta japonesa lo más importante es decidir según del grado de felicidad que nos produce cada objeto. Hay que coger cada prenda una a una para determinar qué sentimiento genera y, si la desechamos, agradecerle el servicio que nos ha proporcionado. De esta manera conseguiremos mantener nuestra conciencia más tranquila ante la ansiedad que produce el deshacernos de nuestras pertenencias.
Marie Kondo_WESTWING MAGAZINE_4
El truco para guardar la ropa en los cajones es hacerlo de forma vertical, de esta manera podremos ver de un vistazo todo lo que tenemos.
Trucos para guardar
Después del proceso de selección, Kondo ofrece varios consejos y trucos para ordenar las cosas con mayor eficiencia. Por ejemplo, para la ropa, recomienda dividir las prendas en subcategorías:
-Camisas, blusas, suéteres…
-Pantalones, faldas, etc
-Ropa para colgar (chaquetas, abrigos, trajes)
-Calcetines
-Ropa interior
-Bolsos de mano
-Accesorios_ bufandas, cinturones, sombreros…
-Ropa para actividades espefícicas
-Zapatos
Para Kondo es mucho mejor doblar la ropa a colgarla porque con un sencillo método podremos localizarla de un vistazo en el cajón. La clave está en guardar la ropa en vertical y no en horizontal. Hay que hacer varios pliegues en la ropa para que consiga consistencia y pueda sostenerse de forma vertical. Así, cuando abramos el cajón lo tendremos siempre todo a la vista.
En cuanto a la ropa para colgar, Kondo recomienda organizarla en el armario en función de su peso visual: las prendas pesadas en el lado izquierdo y las ligeras en el derecho. La idea es poder abrir el armario con orgullo y no sentirte avergonzado si alguien lo ve. Un consejo en este sentido es decorarlo con cosas que nos proporcionen emoción. Carteles, fotos, adornos… así lo convertirás en tu paraíso privado.
Marie Kondo_WESTWING MAGAZINE_3
Para poder guardar la ropa en vertical, hay que hacer varios pliegues a la ropa de forma que coja una consistencia suficiente para que se sostenga.
Una de las pocas cosas que esta experta en organización recomienda comprar es una cómoda para poder tener toda la ropa de temporada y fuera de temporada a mano. Y es que si cada estación guardas y sacas la ropa de temporada de cajas de plástico, además de perder mucho tiempo, puedes olvidar algunas de las cosas que tienes y corres el riesgo de que pasen de moda o vuelvas a comprar algo similar.
Marie Kondo_WESTWING MAGAZINE_2
Guardar la ropa de forma vertical nos permite ver de un vistazo todo lo que tenemos en el cajón.
La reina de las cajas
Sin duda el objeto más práctico para almacenar según este método son las cajas a las que Kondo les da usos infinitos. Para guardar calcetines y medias dentro de las cajoneras, en el baño para guardar las botellas de champú, en la cocina para mantener juntos los utensilios…. Además, las tapas también pueden usarse como bandeja, por ejemplo, para poner las especias en la alacena. Eso sí, tienen que se cuadradas o rectangulares, ya que las redondas desperdician espacio.
Marie Kondo_WESTWING MAGAZINE_5
Es importante imaginar cómo sería tener una estantería llena solo de libros que te encantan a la hora de escoger qué libros quedarnos.
Libros: algún día significa nunca
A la hora de elegir qué libros queremos conservar  hay que seguir el mismo método que la ropa. Es importante coger cada ejemplar para descubrir si se siente placer o no cuando lo tocas e imaginar cómo sería tener una estantería llena solo de libros que te encantan. Los libros no leídos son muy difíciles de desechar, pero para Kondo, “algún día significa nunca. Los libros tienen su momento”, afirma. Además, la experta señala que sus clientes le dicen que tener menos libros en realidad ha incrementado el impacto de la información que leen.
Papeles problemáticos
La política de esta consultora a la hora de desechar papeles es deshacerse de todos. Manuales de electrodomésticos, extractos de tarjetas, nóminas, talonarios… Hoy en día hay mucha información que podemos obtener en internet. Los pocos papeles que no nos queda más remedio conservar hay que agruparlos en dos categorías: papeles que hay que tener a mano (contratos, hipotectas, etc) y cosas pendientes (facturas, citas, etc).
La casa de tus padres no es un almacén
Poner las cosas en orden también significa poner tu pasado en orden. Es como reajustar la vida y saldar cuentas para dar el siguiente paso adelante. Para Marie Kondo, trasladar objetos a la casa de un familiar no hace más que pasar el problema. Además la experta en orden recalca mucho otro punto: No dejes que nadie te vea nunca cuando aplicas el método Konmari, ya que te pueden hacer sentir culpable por las cosas que deshechas y el método acabaría fracasando.
Nuria Gutiérrez

MARI KONDO. 10 HERRAMIENTAS PARA ORDENAR TU CASA U OFICINA

Transformar tus espacios es más fácil de lo que crees con el método de la experta Marie Kondo.:

YOGA PARA LA ESPALDA

Secuencia de yoga para la espalda:

Estos ejercicios son muy buenos para aliviar los dolores de espalda.  Hacerlo con cuidado, y de acuerdo a sus posibilidades.  No se esfuercen por demás.
Annissa.

CUANDO DAS....

No hay texto alternativo automático disponible.

lunes, 12 de junio de 2017

CÓMO EVITAR EL HÁBITO DE POSTERGAR

9 medidas útiles para evitar el hábito de postergar las tareas o decisiones pendientes. ¡Pasos para mejorar tu autoestima!:

ACTIVA TU BUEN HUMOR. RUTINA

Rutina de yoga para activar tu buen humor. | Blog |::

BUENA SEMANA MIS LECTORES QUERIDOS.

48 Bonitas imágenes, mensajes y frases de “Buenos Dias” | Imágenes Totales

Buen lunes y feliz semana para todos.
Annissa.

ORGANIZAMOS LIBROS Y PAPELES, SEGÚN MARI KONDO.

Especiero de ojea para organizar los libros::


Separamos los libros por títulos, tanto de los niños como de los adultos.  Apartamos los que queremos dejar, y  regalamos o vendemos los que no.  Podemos poner todos a la vista en el suelo o alfombra, y de acuerdo a eso vamos clasificando.

Lo mismo hacemos con los documentos o papeles.  Revisamos, guardamos los documentos importantes, los papeles ya vencidos, boletas, etc, los eliminamos.

BUENA ORGANIZACIÓN
Annissa.

lunes, 5 de junio de 2017

IDEAS DE ZAPATEROS

Organizador de zapatos shoe organizer                                                                                                                                                                                 Más: 10 Ideas para organizar tu calzadoOrganizador de Madera para zapatos DIY ~ cositasconmesh: Armario exclusivamente para zapatos.:: Como Organizar ZapatosOrganizador de zapatos detrás de la puerta ¡Esto sí que es sacar el máximo provecho del espacio libre!: Closet Organization: 5 Easy Tips

MÉTODO KON MARI


KonMari: cómo es el método que te ayuda organizar tu casa y tu vida

Entrevistamos a Marie Kondo,consultora organizacional, que nos enseña cómo aplicar su método La Magia del Orden y nos cuenta por qué causa furor en todo el mundo.
Por Carola Birgin | Para Revista OHLALÁ!

"Dejar de acumular", "vaciar para después llenar", "zafar del apego", "consumir a conciencia", "despejar el espacio para que la energía fluya". Si ya venías recorriendo este camino, seguramente esta es una herramienta precisa para avanzar; y si no, es una gran oportunidad para empezar. Porque en el mundo entero está causando una revolución el método que propone la japonesa Marie Kondo en su libro La magia del orden. Se trata de aplicar un tipo de organización que en primera instancia te ayuda a ordenar tu casa, pero va más allá de cómo guardar correctamente la ropa o los recuerdos; en realidad, apunta a poner en práctica una filosofía de vida para acomodarnos interiormente y ejercitar valores que nos permitan interactuar más armoniosamente con nuestro entorno.
 
Foto: Corbis
Para esto, aplica criterios positivos y propone reglas emocionales: la idea es "sentir" las cosas, honrarlas y conservar aquellas que irradian alegría.
Funciona como una especie de terapia detox, por eso se recomienda vivir la experiencia "de un tirón", buscar el momento para hacerla, encararla a modo de ritual y entregarnos a seguirla al pie de la letra (por más que cueste un poco). Entonces, según Kondo, está garantizado un cambio profundo y duradero.

ENTREVISTA A MARIE KONDO

Para organizar nuestra casa, ¿tienen que involucrarse todos los integrantes?, ¿cómo hacemos para aplicar el método cuando no depende solo de nosotras?
Lo esencial es compartir la decisión de cambiar nuestra vida para ordenarla y poner las energías donde corresponden. Cada integrante debe comprometerse, tener decidido que el orden es la meta. El vínculo que cada uno tiene con los objetos es personal y privado, pero en la medida en que todos tengan la organización como objetivo será sencillo realizar el método Kondo. Cuando los objetos no pertenecen a una sola persona sino a varias, hay que negociar y respetar que lo que a mí puede no interesarme, a mi marido/hijo/hermano/madre sí. Esto no representa un conflicto.
¿Dónde queda la utilidad? Tenemos muchas cosas que no nos hacen felices pero que se nos imponen como necesidades.
 
La autora y su libro.Marie Kondo asegura que su método, si es aplicado fielmente, es definitivo porque no genera "efecto rebote"..  Foto: Prensa
La idea de conectarse con la "felicidad" que nos transmite un objeto es cuándo este no cumple una necesidad puntual y vital. Puedo no "querer" el lavarropa, pero seguramente lo necesite para optimizar mi tiempo.
¿Creés que podemos desprendernos de todos los objetos sentimentales y conservarlos solamente en nuestro interior?
¡Obvio! Esa es la idea. Conservar el sentimiento. En mi libro me explayo bien cuando aconsejo cómo desprenderse de las fotos, que es lo más complicado. Muchos objetos los conservamos porque nos recuerdan a la persona que nos los regaló o simplemente nos remiten a una época. Entonces, el objeto es un puente, no tiene valor en sí mismo. Descubrir esto nos permite deshacernos de él y recordar lo que importa, que es un momento o una persona. Dicho esto, sí, me he guardado cosas sin las cuales no sería tan feliz como soy.
¿Te arrepentiste de algo que "tiraste"? ¿Qué le aconsejás a alguien a quien le ocurre esto después de practicar tu método?
No, no me arrepiento. La sensación de deshacerme siempre es liberadora. Cuando empezás a practicar el orden, se te estructura la vida de modo tal que no querés recuperar nada de lo que tiraste. El método Kondo se orienta a ordenarnos la vida. Y las cosas pasan, lo que queda no son los objetos. Es esencial entender que lo que nos importa de un objeto es lo que nosotros proyectamos en él. Una vez entendido esto, conservamos el sentimiento y el objeto ya no nos sirve.
La forma óptima de ordenar cada cosa, ¿es común para todos?
Hay un patrón de conducta y de ir familiarizándose con el hecho de desprenderse que explico en mi libro. Y es general, sí. Porque la decisión de realizar mi método es mental. Los pasos que propongo son una guía de ayuda que ya tengo estudiada y probada en varias culturas y aplicada en diferentes personalidades. Empezar por lo que menos cuesta, lo menos privado e íntimo, para finalizar con lo que suponemos que es crucial conservar. El plan que propongo es comenzar con la ropa y finalizar con las fotos.
Después de haber puesto en práctica tu propuesta, ¿qué deberíamos preguntarnos antes de llevar algo nuevo a casa?
La actitud es siempre la misma. Conectarse con el objeto y sentir qué nos transmite. Comprar cosas que no necesitamos tiene que ver con impulsos internos que nada tienen que ver con el objeto. Entonces, el mecanismo es el mismo. En lugar de tirar lo que ya adquirí, no lo adquiero. Cuando ordenás tu vida y focalizás correctamente, orientás los pensamientos a resolver tus problemas reales y no tratás de enmascararlos con las compras y la acumulación innecesaria.
¿Se aplica igual en Occidente que en Oriente el método KonMari?
Exactamente, igual, así como iguales somos los seres humanos. .

CLAVES DEL MÉTODO

El principio: en general, ordenamos por ambientes; sin embargo, Marie Kondo plantea que lo mejor es empezar a organizar por categorías de cosas
El orden del orden: lo mejor es organizar primero la ropa y los accesorios, seguir por los libros, después los papeles y objetos sueltos y, por último, los recuerdos de valor sentimental.
Con qué me quedo: la pregunta disparadora para identificar si queremos conservar algo es: "este objeto/prenda/libro, ¿me da sparkling joy (dicha burbujeante)?". La organización empieza por aquello que "sobra", que se tira, y recién después se guarda lo que conservamos. ¡No retener cosas porque sí!
La conexión con nuestras cosas: para determinar si algo inspira alegría (y entonces no tirarlo), hay que tocarlo y "sentirlo". La respuesta surge de un proceso intuitivo y emocional.
Honrar los objetos: relacionarnos afectiva y respetuosamente con nuestras cosas implica entender que los objetos necesitan ser "motivados" (queridos, usados, cuidados), y si no, hay que agradecerles y dejarlos ir.
Cuando no nos podemos desprender de una pertenencia, tenemos que pensar cuál es el verdadero propósito que tiene en nuestra vida, o si lo que lo impide es apego al pasado/futuro.
La importancia de ser expeditiva: el orden se hace de una vez porque si no, al ir gradualmente, el cambio no se visualiza inmediatamente y el efecto del método se debilita.
La regla básica con los papeles: "tirar todos", excepto los que están actualmente en uso, los que pueden ser requeridos por un tiempo limitado y los que es necesario conservar para siempre (documentos, por ejemplo).
Lo más difícil es filtrar los objetos con valor sentimental: hay que dirimir si es realmente imprescindible el elemento material para atesorar en el interior el recuerdo del momento vivido.
Cuidado con lo que se elimina: que no genere acumulación para otras personas. No uses a los otros para darles tu descarte y no sentir culpa.
Asignarle un lugar a cada cosa: después, el mantenimiento del orden es automático si tenés una clasificación. Marie Kondo asegura que su método, si es aplicado fielmente, es definitivo porque no genera "efecto rebote".

ALGUNAS DE NUESTRAS LECTORAS NOS CUENTAN CÓMO LES FUE.

Florencia Basaldúa , 38 años, Lic. en Comunicación.
"El libro cayó en mis manos en el momento justo, cuando estaba a dos semanas de mudarme. Me pareció que algunas de las ideas eran un poco extremas, al borde de una obsesión, pero también sentí que le hablaba a mi faceta minimalista e intensa, y desde ese lugar nos entendimos muy bien. Deseché casi un tercio de mis pertenencias, algunas cosas que había querido dejar ir desde hacía años pero que, por alguna razón, no soltaba. Me ayudó mucho a zambullirme de lleno en la idea de 'casa nueva, vida nueva', mirando los objetos desde un lugar más maduro. Fue fácil soltar con el permiso del libro: ¡ja!, 'lo dijo la japonesa', le decía a mi marido, que con cara de espanto me veía sacar inmensas bolsas de basura. Ahora soy súper vigilante de qué cosas dejo entrar en mi casa. Antes de comprar algo, lo miro con estos ojos: 'este objeto, ¿realmente podrá vivir en casa bien?'".Large
 
Florencia Basaldúa, 38 años, Lic. en Comunicación: "Deseché casi un tercio de mis pertenencias"..  Foto: Denise Giovanelli. Producción de Natalia Señoriales.
Luisa María Herlax , 35 años, abogada.
"En un almuerzo, una amiga puso el libro sobre la mesa y yo dije: 'No lo necesito, tengo todo ordenado'. Era cierto, pero no tanto. Por las dudas, me lo compré. Al ponerlo en práctica, no solo se acomodó la casa, sino también mi trabajo. Me asocié a una abogada para retomar la profesión, empecé el último tramo de mis estudios de astrología y comencé clases de yoga. Yo sabía que era bueno que mis hijos tuvieran los juguetes ordenados, había leído artículos de las pedagogías Waldorf y Montessori sobre cuánto colaboran el crecimiento y el desarrollo del orden en la vida de los chicos, pero nunca tuve una técnica específica, y a través del libro pude primero descartar los que ya no usan para jugar y clasificar por categorías el resto".
 
Luisa María Herlax , 35 años, abogada: "Yo sabía que era bueno que mis hijos tuvieran los juguetes ordenados, a través del libro pude primero descartar los que ya no usan para jugar y clasificar por categorías el resto"..  Foto: Denise Giovanelli. Producción de Natalia Señoriales.
Cynthia Chogri, 34 años, decoradora.
"Vivo sola y empecé a leer este libro en un ataque de orden más que nada de vida. Porque sentía que todo estaba en cualquier lado: mi trabajo, mi casa, mis relaciones... En tres días, me lo devoré y tiré más de veinte bolsas de ropa, fotos, zapatos, carteras. Por unas semanas, el orden se mantuvo, pero un día todo volvió al mismo caos. Recién entonces el libro cobró vida, porque en realidad va más profundo que ese cambio que hacemos en nuestro entorno, si no, careteás el orden y afuera sigue todo igual. Hoy, estoy en el proceso de ir acomodando en mi interior y trasladarlo afuera. Así, hay espacio para pensar, crear y disfrutar. Esa tarea no se hace en tres días. Todavía me queda mucho por hacer".
 
Cynthia Chogri, 34 años, decoradora: " sentía que todo estaba en cualquier lado: mi trabajo, mi casa, mis relaciones... En tres días, me lo devoré y tiré más de veinte bolsas de ropa, fotos, zapatos, carteras".  Foto: Denise Giovanelli. Producción de Natalia Señoriales.
Sofía Godio Báez , 28 años, estudiante de arte.
"Noté que una amiga estaba diferente, le pregunté si se había hecho algo y me contó que solo se vestía con la ropa que le daba 'sparkling joy'. Me copó el concepto y me explicó cómo hacerlo. Justo estoy en la búsqueda de gustos propios, y este proceso fue ideal para descubrir mejor mis estilos. Yo no quería hacer solo una limpieza de placard, sino que me interesaba emprender un camino interno. Mientras lo hacía, me daba cuenta de que había mucha resistencia en mí. Por ejemplo, me cansaba y quería tirar todo y ya. Es que, en realidad, me daba fiaca enfrentar que tenía muy pocas cosas motivadoras, que hace falta buscarlas y descubrirlas. El placard quedó con mucho más aire, hay lugar para que lleguen esas cosas".
 
Sofía Godio Báez , 28 años, estudiante de arte: "Noté que una amiga estaba diferente, le pregunté si se había hecho algo y me contó que solo se vestía con la ropa que le daba 'sparkling joy'.".  Foto: Denise Giovanelli. Producción de Natalia Señoriales.