EL TIEMPO

viernes, 26 de junio de 2015

SALUD. Cuàndo deben Preocuparnos nuestros OLVIDOS

CUÁNDO DEBEN PREOCUPARNOS NUESTROS OLVIDOS



No solo dejaste las llaves de casa metidas en la cerradura de la puerta, sino que además fue en la parte de afuera. No recuerdas si al salir apagaste la hornilla en la cocina. Tienes la respuesta a una pregunta en la punta de la lengua, pero no te llega la palabra que estás buscando.

Todos hemos pasado por un episodio similar. Y en ocasiones, muchos se preguntan si este tipo de eventos son normales o si reflejan algún problema con el funcionamiento de la memoria.
Un informe realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos -"Mejorando la memoria y entendiendo la pérdida de recuerdos relacionados con la edad"- indica que, con el paso del tiempo, el cerebro cambia y una de las consecuencias es que le cuesta recordar algunas cosas.
También se dificulta la realización de varias actividades al mismo tiempo, mantener la concentración y es mucho más fácil distraerse.
Pero esto no tiene que ser un indicativo de que en el futuro puedan desarrollarse enfermedades neurológicas, como la demencia.
Y es que es prácticamente imposible tener una memoria impecable, al margen de la edad que se tenga.
Olvidos normales

Daniel Schater, profesor de psicología de la Universidad de Harvard, y autor del libro "Los siete pecados de la memoria", se refiere a las imprecisiones normales que podemos experimentar con respecto a nuestros recuerdos.
Probablemente no te resultarán desconocidas.
1.- Transitoriedad. Es la tendencia olvidar hechos con el transcurso del tiempo. Es probable que poco después de aprender algo, no se recuerde.

Esto ocurre porque la memoria tiene fresca la información que se usa habitualmente. La que no, se descarta.
Para los especialistas, sin embargo, esto no es algo malo. Es un proceso que permite "limpiar" el cerebro y "abrir" espacio para almacenar información útil y nueva.
2.- Despiste. Pasa cuando no se le presta mucha atención a lo que se está haciendo y a lo que se quiere recordar posteriormente.

Un ejemplo clásico de este caso es dónde dejaste las llaves. Si cuando las soltaste estabas pensando en otra cosa o sencillamente distraído, el cerebro no logra guardar esa información de manera segura.
Olvidar cosas que tenías que hacer en un momento específico, como ir a una cita médica, también entra en este grupo.
3.- Bloquear. Te sabes la respuesta a la pregunta que te hicieron y la tienes en la punta de la lengua, ¡pero no te sale! Se trata de la imposibilidad temporal de recuperar un recuerdo.

Esto no pasa porque no se estaba prestando suficiente atención o porque esa información se "borró". Es todo lo contrario, ocurre cuando ese recuerdo está muy bien almacenado en el cerebro, pero algo muy similar impide encontrarlo.
Un típico ejemplo es llamar a tu hijo mayor con el nombre del menor.
4.- Atribución equivocada. Se refiere al recuerdo correcto, en parte, de algún evento. La mayoría de las circunstancias que lo rodean se corresponden con la realidad, pero algún detalle, como el lugar en el que ocurrió o el momento, no.

Le pasa a todo el mundo.

5.- Sugestión. Es un punto vulnerable de la memoria que se relaciona con el poder de sugestión que otros pueden ejercer. Son datos de los que la persona se entera después de que ocurrió un incidente.

Para ilustrarlo, imagina el caso de una persona que presencia un robo. No ve al ladrón, pero si a un auto alejándose del lugar a toda velocidad.
Alguien afirma que era alto y de cabello oscuro.
Cuando posteriormente le preguntan a la persona detalles acerca de lo ocurrido, no recuerda con mucha claridad hasta el momento en el que le muestran una foto en la que se ve una persona alta y de cabello oscuro.
6.- Prejuicio. El funcionamiento del cerebro implica que las percepciones del individuo están filtradas por los sesgos personales, que incluyen experiencias, creencias, conocimiento previo e incluso el estado de ánimo en el que la persona se encuentra en ese instante.

7.- Persistencia. La mayoría de las personas se preocupa por el olvido de cosas, pero en algunos casos, lo que ocurre es lo contrario: las personas están atormentadas por episodios que desearían olvidar, pero no pueden.

Eventos traumáticos, sentimientos negativos y miedos constantes son otra forma de pérdida de memoria.
Algunos recuerdos se corresponden fielmente con una realidad terrible -como una violación o la participación en un conflicto bélico- pero otros pueden ser distorsiones negativas de la realidad.
Recomendaciones para mejorar la memoria
El estudio realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, ofrece medidas concretas y sencillas que pueden ponerse en práctica para optimizar el funcionamiento del cerebro en lo que respecta a los recuerdos.
Ejercítate. La actividad física ayuda de múltiples formas. Una es que retrasa el proceso de achicamiento del cerebro que se produce con el paso de los años.
Otra es que puede incrementar el tamaño del hipocampo, una estructura del cerebro muy importante para la memoria.

También es bueno porque ayuda a otras partes del cuerpo a funcionar bien, como por ejemplo a mantener un sistema cardiovascular saludable, lo que garantiza un flujo de sangre oxigenada al cerebro.
Sigue aprendiendo. Es importante continuar estimulando a tu cerebro. Hay estudios que demuestran que quienes estudian por un período de tiempo más prolongado, preservan sus funciones mentales y tienen menos posibilidades de desarrollar demencia en el futuro.
Mantente activo socialmente. Los beneficios de interactuar con otras personas en vez de preferir el aislamiento son varios.
Conversar no solo expone al individuo a nueva información, también hace que enmarque sus pensamientos de una forma diferente.
Igualmente, permite recibir apoyo en situaciones particularmente difíciles, disminuyendo los efectos negativos que el estrés ocasiona en el cerebro.
Duerme bien. Quienes no descansan suficiente en las noches, suelen ser más olvidadizos, debido a que una buena noche de sueño es fundamental para consolidar los recuerdos.
Al dormir también se disminuyen los niveles de las hormonas relacionadas con el estrés que impactan negativamente en la memoria.
Medita. Esto mejora la habilidad de la persona para concentrarse, optimizando la capacidad de prestar atención, lo que es fundamental para la adquisición de recuerdos.
Adicionalmente, reduce el estrés y aumenta las posibilidades de dormir mejor.
Lleva un estilo de vida saludable. No utilices drogas recreacionales, limita el consumo de alcohol, controla tu peso y dale preferencia a una alimentación saludable y balanceada como la mediterránea, que incluye granos, frutas, vegetales y grasas sanas para el organismo.

jueves, 25 de junio de 2015

PREVENCIÒN DE INFECCIONES EN LA COCINA

Prevención de infecciones en la cocina


Las 4 claves para consumir alimentos seguros:

•Higienizar

Lavarse las manos y desinfectar los utensilios, mesadas y tablas de cortar antes y después de tomar contacto con carnes, aves, pescados y huevos crudos.

•Separar

Evitar la contaminación cruzada: mantener las carnes y aves crudas separadas de los alimentos listos para el consumo.

Utilizar tablas diferentes para cortar carnes crudas, verduras y alimentos cocidos.

•Cocinar

Cocinar bien todo tipo de carne, asegurando una temperatura interna entre 72 y 74°C.

•Enfriar

Refrigerar los restos de comida y los productos recién comprados dentro de las 2 horas de cocinados o adquiridos.

Dividir los alimentos calientes en recipientes poco profundos, para lograr un enfriamiento rápido.

Las prácticas de higiene fundamentales:

•Lavado de manos

Formar espuma de jabón durante 20 segundos y luego enjuagar.

•Desinfección de superficies y utensilios

Para pisos, mesadas, piletas y otros objetos que no toman contacto directo con los alimentos: luego de lavar, desinfectar con una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua (equivalentes: toallitas desinfectantes o sprays desengrasantes).

Para tablas de picar y otros objetos que toman contacto con los alimentos: luego de lavar, desinfectar con una solución que contenga 1 cuchara de té de lavandina en un litro de agua.

•Desinfección de trapos y esponjas

Luego de lavar, sumergir en una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua. Mantenerlos en esta solución, renovándola diariamente.

•Desinfección de frutas y verduras

Sumergir 10 minutos en una solución que contenga 1 cuchara de té de lavandina en un litro de agua. Luego enjuagar.


Prevención de infecciones en el baño

Las prácticas de higiene fundamentales:
•Lavado de manos

Formar espuma de jabón durante 20 segundos y luego enjuagar.

•Desinfección de superficies

Para pisos, paredes, tabla del inodoro, lavatorio, bidet y bañera: luego de lavar, desinfectar con una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua (equivalentes: productos líquidos con amonio, toallitas desinfectantes para grifería).

Para la taza del inodoro: descargar el inodoro, verter 1 taza de lavandina en el interior y cepillar.

Para el depósito del inodoro: colocar pastillas desinfectantes dentro del depósito.

•Desinfección de trapos

Luego de lavar, sumergir en una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua.


Recomendaciones para desinfectar los juguetes

•Desinfección del área de juego
Lavar y desinfectar los pisos con una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua.

Lavar y desinfectar las alfombras infantiles de goma con una solución que contenga 1 cuchara de té de lavandina en un litro de agua.

•Desinfección de juguetes

Juguetes blandos: Lavar en lavarropas con productos desinfectantes. Tirar los juguetes que estén muy sucios.

Juguetes duros:
Luego de lavar, desinfectar con una solución que contenga 1 cuchara de té de lavandina en un litro de agua.

•Desinfección de recipientes para juguetes

Luego de lavar, desinfectar con una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua.

Demasiado Interesante: SI UTILIZAS ESTA TÉCNICA PODRÁS MEJORAR TU MEMORIA...

Demasiado Interesante: SI UTILIZAS ESTA TÉCNICA PODRÁS MEJORAR TU MEMORIA...: Si quieres utilizar de manera adecuada tu memoria debes conocer la mnemotecnia o nemotecnia, que es una técnica de memorizació...

miércoles, 24 de junio de 2015

FITNESS: REALMENTE SE NECESITAN 10.000 PASOS AL DÌA PARA ESTAR EN FORMA?

¿Realmente se necesitan 10.000 pasos al día para estar en forma?

Unos prefieren los ejercicios de alta intensidad y otros cumplen con los 150 minutos a la semana que recomienda la OMS. Pero para los dispositivos que siguen tu actividad física este es el mágico número que hay que seguir.
Crédito: BBC Mundo
¿Realmente se necesitan 10.000 pasos al día para estar en forma?

Suena el despertador y con el movimiento que te levantas de la cama comienza la maratónica cuenta de pasos que los dispositivos que siguen tu actividad física consideran debes de dar durante el día para estar en forma.
Al final del día, cuando se aproxima la hora de dormir, tu pulsera comienza a vibrar, la alarma a sonar y un estado de satisfacción invade tu cuerpo. Al fin de cuentas, se consiguió el objetivo de dar los pasos necesarios que Fitbit y otros dispositivos recomiendan para estar activos.
La pulsera se puede personalizar, pero la marca establecida por defecto de Fitbit, que además hace un seguimiento específico del estado de forma, el número de calorías quemadas o la distancia recorrida por las personas, es de 10.000.
"Es una extraña recompensa", reconoció Nath Buck, de 26 años, que viene utilizando este dispositivo desde hace más de un año.
"Lo compré por pura curiosidad para saber cuán activo era", pero ahora convenció a las personas con quienes vive y a tres colegas de adquirir artilugios similares para comparar quién puede caminar más pasos de manera más rápida.

El mágico número

El mercado de los dispositivos y aplicaciones para ejercicios se ha convertido en un gran negocio, con una producción que se espera aumente de 17,7 millones de unidades en 2014 a 40,7 millones este año.
Según la compañía de investigación IDC, se venderán en 2019 más de 100 millones de dispositivos que se podrán llevar en la muñeca.

Un tercio del mercado lo ocupan productos fabricados por Fitbit y otro tanto por Jawbone. Su marca por defecto también son 10.000 pasos, o lo que equivale a un estimado de ocho kilómetros al día.
La cifra se repite en otras aplicaciones, mientras que hay dispositivos que establecen una medida que equivale a ese número de pasos.

Pero ¿de dónde surgen los 10.000 pasos?

Se cree que el concepto se originó en Japón antes de los Juegos Olímpicos de 1964, según comentó Catrine Tudor-Locke, profesora asociada del Centro de investigación Biomédico Pennington de la Universidad Estatal de Luisiana.
Podómetros se convirtieron en la sensación de un país contagiado por la fiebre olímpica y una compañía lanzó un dispositivo llamado manpo-kei, que significa la medida de los 10.000 pasos.
"Fue un lema de negocios, como el 'Simplemente hazlo' de Nike, y que resonó entre la población", recordó Tudor-Locke.
Desde entonces esa marca se ha convertido en el objetivo estándar en el mundo de la actividad física alrededor del mundo.
El ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón, por ejemplo, recomienda "caminar diariamente entre 8.000 y 10.000 pasos". En Reino Unido, el Foro de Obesidad Nacional dice que una persona que camina entre 7.000 y 10.000 es "moderadamente activa".

No es tan simple

La experta en preparación física Laura Williams considera que el impacto que ha tenido la teoría de los 10.000 pasos se debe a que se trata de un número redondo, atractivo, similar a la teoría de Malcolm Gladwell de que con 10.000 horas de práctica te puede llegar a convertir en un experto en cualquier campo.
Williams añade que al referirse a actividades como caminar y pasos resulta más viable para muchas persona que consideran "que 150 minutos de ejercicio a la semana -recomendado por la Organización Mundial de la Salud- suena como mucho".
Pero la realidad tiene diferentes matices, como por ejemplo que no todos los pasos son iguales.
Dale Esliger, catedrático en la medición de actividades física de la Universidad de Loughborough, explicó que hay diferencias "si tienes piernas cortas o largas".
Para una mujer con piernas largas, 10.000 pasos no representa un trabajo tan exigente como sería para alguien pequeño, además que el modo de andar difiere entre la gente tanto como el color de los ojos o sus personalidades.
Además agrega la interrogante que una pulsera que mide la actividad de las piernas deja margen de error ya que de esos 10.000 pasos "tal vez se incluyan movimientos como agacharte para atarte los cordones de los zapatos", dijo Esliger.
"El mejor dispositivo para seguir los pasos debería ser uno que esté ubicado en el tobillo, para que registre un paso biomecánicamente".
Según el Servicio de Salud en Reino Unido, el NHS por sus siglas en inglés, una persona camina en promedio entre 3.000 y 4.000 pasos al día, menos de la mitad del objetivo establecido en los dispositivos.
"Si corres tres veces por semana por supuesto que no estarás más en forma si caminas los 10.000 pasos", aclaró Williams.
"En ese caso ya estás en forma y deberás esforzarte aún más para mejorar tu condición que alguien que tiene un estado físico bajo o es inactivo. Para ellos, caminar 5.000 o 10.000 pasos al días tendrá un beneficio evidente".

Objetivo viable


Williams considera que para alcanzar esa meta las personas deberán crear una estructura que impulse el caminar en su rutina diaria, que puede incluir dar una vuelta o alejarse del lugar de trabajo un kilómetro y medio a la hora de almuerzo.
También recomienda exigirse aumentando el ritmo y la intensidad de los pasos para aumentar los beneficios.
Tudor-Locke está de acuerdo que los 10.000 pasos es un objetivo "loable".
"Hazlo si lo quieres hacer. De hecho sube a 12.000 o 14.000 pasos. No hay un límite que sepamos será contraproducente a tu salud".
Pero advierte que no debería convertirse en una obsesión. "Más que un número, lo que es más importante es no ser sedentario".
Además que los beneficios ser irán reduciendo a medida que aparece el chocolate u otros alimentos que alteren una dieta balanceada

ORGANIZACIÒN : TIP Como Desinfectar Las Tablas De Cortar En La Cocina

martes, 23 de junio de 2015

UN LIDER...

COCINA DULCE : Pay de limon MUY FÁCIL SIN HORNO | Recetas de postres y cocina faciles |...

.COCINA CHILENA: TORTILLA DE ZANAHORIA

.COCINA CHILENA: TORTILLA DE ZANAHORIA: Estamos apurados y no sabemos que cocinar Alternativas Tortillas Son fácil y rápidas de hacer Ideales para acompañar un plato o sola co...

SALUD. Còmo afrontar la TRISTEZA antes de que se convierta en DEPRESIÒN

Cómo afrontar la tristeza antes de que se convierta en depresión


Es muy importante que sepamos gestionar la tristeza de un modo efectivo y lo antes posible para que no derive en un trastorno más serio
Cómo afrontar la tristeza antes de que se convierta en depresión La tristeza es una emoción natural a la que todos estamos acostumbrados . A pesar de que no tiene nada que ver con sufrir una depresión, es vital tener en cuenta que, de convertirse en algo cotidiano, de notar que día a día esta sensación negativa nos van dominando hasta el punto de impedirnos cumplir nuestras obligaciones, corremos el riesgo de acabar sufriendo un trastorno psicológico más serio.
Es importante disponer de unas estrategias básicas y adecuadas que nos permitan hacer frente a esa tristeza que, en ocasiones, sentimos bien por un problema determinado, o incluso por una alteración puntual de nuestra salud. La diferencia básica entre la tristeza y una depresión está en la intensidad, esa misma que, si no gestionamos de modo efectivo lo antes posible, puede hacer que acabemos cayendo en el precipicio de la depresión.
Hoy en1. Estar triste no es estar depresivo, pero debemos resolver el problema lo antes posible
Tristeza
En primer lugar hay que saber que la tristeza es una reacción emocional natural. Todos la hemos sentido en mayor o menor medida y todos hemos logrado superarla. No hay que alargarla en el tiempo, ni alimentarla con más pensamientos negativos. Se trata en realidad, de vivirla, de asumirla y, después, dejarla ir.
  • Estar triste no es estar depresivo. La tristeza es algo puntual y la depresión es un estado que implica una alteración psicológica que se alimenta por el desánimo y que se alarga más allá de tres meses.
  • La tristeza tiene múltiples orígenes y, a su vez, depende de nuestra personalidad. Hay a quien le entristecerán determinadas cosas, mientras que a los demás les preocuparán más otros aspectos. Ninguna tristeza es igual ni todas se viven de igual modo.
  • La tristeza no debe alargarse más de dos semanas seguidas. No obstante, en el momento en que esta sensación pasa ya de los tres meses, se acompaña además de pensamientos obsesivos cargados de negatividad y de decaimiento y se presenta una clara dificultad para desempeñar tareas básicas, como ir a trabajar o incluso el asearnos, estaríamos hablando ya de una depresión.

Cómo afrontar la tristeza

img_como_despertar_feliz_por_la_manana_23429_orig
Hay que tener muy claro que la tristeza siempre tiene un origen, es decir, si estás triste se debe a una razón que debes conocer y ahondar en ella para intentar resolver. Bien es cierto que, en ocasiones, el desánimo puede estar generado por algún problema de salud como, por ejemplo, una alteración hormonal o incluso un sistema inmunológico debilitado.
Es importante pues contar con un informe médico que nos aclare cuál es nuestro estado general de salud. Hay veces en que un problema de tiroides ocasiona decaimiento y malestar, de ahí que sea interesante ir descartando algunos aspectos que, en ocasiones, pueden determinar esa sensación de tristeza.
Una vez tengamos claro cuál es el origen de esa sensación negativa es el momento de poner en práctica estos consejos:

1. Desahogo emocional

Puede parecerte fácil pero, en realidad, no es sencillo encontrar el mejor modo para desahogarnos. Hay quien llora y alivia ese malestar. Otros, sin embargo, necesitan unos días de soledad e introspección para poder pensar en su propia situación y, entonces, desahogarse.
Llora si lo necesitas, escribe, pasea, lee… Busca tu propio modo de liberación, de descanso. Busca tu soledad o habla con esa persona que siempre sabe escucharte y que te da buenos consejos, pero procura liberar esa tristeza de algún modo.

2. Entiende que la tristeza es pasajera, que todo pasa

Felicidad
Una vez has comprendido el origen de esa sensación y te has liberado a través de las lágrimas o hablando con alguien, llega el momento de racionalizar la situación.
  • Entiende que el sufrimiento no es eterno, que no puedes vivir eternamente con esa sensación negativa.
  • La vida es un cambio constante, todo fluye y nada es eterno. Puede que ahora hayas vivido una decepción, pero a la vuelta de la esquina te esperan más oportunidades que merece la pena probar y experimentar.
  • Entiende que nadie merece vivir para siempre sintiendo tristeza. ¿De qué te vale? ¿En qué te ayuda la tristeza? Hazle frente. Mereces ser feliz. Los días se van a suceder los unos a los otros y llegarán más amaneceres para ti. Aprovéchalos.

3. Descansa

Una vez te hayas desahogado y hayas priorizado a su vez nuevos cambios en tu vida con los cuales poner en marcha el motor en tu nuevo día a día, intenta descansar. El sufrimiento vital y esa tristeza ocasiona un gran esfuerzo mental y físico que debes recuperar.
Puede que te parezca una frase hecha pero, en ocasiones, “el descanso todo lo cura”, y en estos casos disfrutar de un sueño reparador es algo vital. Nuestro cerebro necesita “desconectar” de esas presiones diarias para almacenar información, para integrar los aprendizajes realizados y, a su vez, regular esa alteración bioquímica que la tristeza ocasiona en nuestras estructuras cerebrales.
Proporciónale entre 8 y 10 horas de descanso y verás como, al día siguiente, todo tiene un nuevo brillo. ¡El esfuerzo vale la pena

ORGANIZACIÒN : Tip del Hogar - Bicarbonato de Sodio - #Esta Mañana