EL TIEMPO

lunes, 1 de junio de 2015

ORGANIZACIÒN : RUTINA DIARIA DE LIMPIEZA

como hacer rutina de limpieza

Cómo Hacer Una Rutina De Limpieza Diaria

El día domingo anuncié a todos mis suscriptores y suscriptoras que Mi Casa Organizada ofrece 3 e-books gratis, uno de los cuales es un manual acerca de cómo hacer tu propio organizador para el hogar (o para ti).
Si no lo tienes todavía, ve a suscribirte y lo recibirás automáticamente. Dale click aquí para suscribirte. Aquí te espero.
Listo? Sigamos…
Como habrás notado, entre los 12 formularios imprimibles que contiene el libro, no hay ninguno que se refiera a la limpieza del hogar.
Una de las más importantes secciones que debe contener nuestro organizador familiar, planificador de la casa, o como hayas decidido llamarlo, es la referente a la limpieza y los quehaceres cotidianos, pero al escribir el libro decidí no incluir imprimibles para esta sección, ya que cada casa, cada familia, y cada situación individual son diferentes, es imposible meterlos todos en un molde!
Así que, en vez de yo decirte “haz esto tal día, haz esto tal otro día”, hoy vamos a aprender cómo hacer nuestra propia rutina de limpieza.

Porque hacer un poquito cada día es mejor (muuuuuuucho mejor) que hacer un montón el fin de semana.

Entiendo perfectamente a las mamás que trabajan, porque soy una de ellas. Por lo tanto sé que entre semana a veces llegamos a la casa arrastrándonos, y a miles costos logramos “medio” hacer comida con un ojo abierto y uno cerrado.

Pero, imagina lo siguiente…

Imagina que llega el sábado (o tu día libre), y te das cuenta de que sólo tienes que limpiar el piso ligeramente, y hacer una que otra cosilla sencilla, porque ya todo está hecho. Qué te parece?

Ahora que tengo tu atención, entremos en materia!

Toma una hoja de papel (rayado o blanco, no importa), y lista todas las tareas que regularmente haces los días libres.
Por ejemplo, dos tareas muy comunes para nosotras son: limpiar la casa y lavar la ropa (tareas principales). Vamos a subdividir estas tareas en tareas más pequeñas (tareas secundarias), y si es necesario, en otras todavía más pequeñas (tareas terciarias), de este modo:

TAREA PRINCIPAL: Limpiar la casa.

Tareas secundarias:

1. Arreglar la cocina.

  • Lavar los platos, secarlos y guardarlos.
  • Lavar el fregadero.
  • Limpiar cocina y hornito.
  • Limpiar  mostradores / desayunador.

2. Quitar todas las cosas de la mesa.

  • Archivar papeles que estén sobre la mesa.
  • Reacomodar todo lo que no deba ir sobre la mesa.
  • Limpiar y pulir la mesa, sacudir y limpiar las sillas.
  • Poner mantelitos limpios y un adorno o jarrón con flores.

3. Sacudir los muebles.

  • Limpiar encima de la refrigeradora.
  • Limpiar sobre los cajones de la cocina.
  • Limpiar y pulir las mesitas de la sala y sus adornos.
  • Limpiar y pulir las mesitas de noche y reubicar todo lo que no deba estar en ellas.
  • Limpiar y pulir las repisas y sus adornos.
Etc.
Estas “tareas terciarias” van a ser las tareas que conformarán tu rutina de limpieza diaria. Toma esas tareas terciarias, y divídelas entre los días de la semana, para que hagas una hoy y otra mañana.

De manera general, un ejemplo de rutina diaria podría ser:

  • Lavar servicios sanitarios y lavamanos.
  • Lavar 1 carga de ropa
  • Barrer una habitación.
  • Recoger los papeles que haya en la mesa, sala o desayunador.
  • Sacudir los muebles de una habitación.
Para el siguiente día, escoge otras tareas, y así para los demás días. Tú me entiendes. Cada una de estas tareas sólo toma unos cuantos minutos de tu día, en lugar de acumularlas para el fin de semana.
Si dejas las tareas del hogar sin hacer por una o dos semanas, es muy probable que la situación se salga de control. Y si se dejan más de eso, ya el asunto se vuelve muchísimo más difícil, y las tareas tomarían mucho más tiempo del que habrían tomado si se hubieran hecho lo antes posible.
Y piensa que si dedicas 15-20 minutos al día a limpiar y organizar, el fin de semana podrás descansar, pasear, dedicar tiempo a tus estudios o pasatiempos, o hasta dormir!! Dime si no sería excelente!
Así que, a ponerse las pilas en el 2014! Que el nuevo año te encuentre preparada, con tu organizador listo para tener todo bajo control. Haz un compromiso contigo misma, y regálate ese tiempo libre que tanto necesitas!
Gabi

BIENVENIDO JUNIO

domingo, 31 de mayo de 2015

MOMENTO MUSICAL : MARIANO MORES " CUARTITO AZUL "

RECETA DULCE : Cheesecake perfecto

Mi cheesecake perfecto

RED
Mi cheesecake perfecto



 


Al igual que tengo mi "tarta de manzana perfecta" ... he estado en busca de mi cheesecake perfecto.. y clásico.
Mi cheesecake perfecto

Aquí os dejo mi receta, después de mirar y hacer  varias.

Para la base de galletas:
12 galletas tipo digestive (puedes usar otro tipo de galletas, pero no es lo mismo)
100 gramos de mantequilla blanda
1/4 taza de azúcar
1/4 cucharadita de sal

Tritura las galletas y mézclala con el azúcar, la mantequilla y la sal. Cuando coloques la mezcla de galletas procura que quede pareja para que así cuando la cortes, se vera también parejo.  Una vez que tengas todas las galletas extendidas presiona bien con la ayuda de una cuchara.

Pon esta mezcla sobre la base de un molde desmontable y congela durante 15 minutos. Luego hornea durante 15 minutos a 160 grados y deja enfriar. Muy importante que esté frío antes de agregar la mezcla de queso, para que las migas no se suelten. Ah¡¡ puedes meterlo al congelador si estás apurada.
Precalienta el horno a 160º

Para el relleno
700 gramos de queso crema Filadelfia.  (*) a temperatura ambiente
4 huevos M a temperatura ambiente
250 ml de crema ácida (Sour Cream).  Se prepara con 250 ml de crema de leche para batir y 1 cucharada de zumo de limón.  Mezclar y dejar reposar 15 minutos.
260 gramos de azúcar granulada (2 1/4 taza)
75 gramos de harina (1/2 taza)
1 1/2 cucharadita extracto de vainilla

(*) Yo hice la misma receta 2 veces. La primera vez con queso crema Filadelfia y la otra con queso crema Carrefour. Debo decir que con el Filadelfia queda mejor.  Además, hice una encuesta entre varias reposteras y todas coincidieron que sin duda usar el queso Filadelfia.  Es verdad que es algo más caro que las otras marcas, pero el resultado final bien vale la pena.

Lo primero que hay que hacer es batir el queso crema durante unos 3 minutos, a velocidad media (si utilizas batidora tipo Kitchen Aid.. usa la pala).

Mezclar el harina con el azúcar y seguir batiendo
Agregar la mezcla de la harina y el azúcar al queso.
Agregar la crema ácida (Sour Cream) y la vainilla y seguir batiendo.
Agregar los huevos uno a uno. Esto es muy importante. Seguir batiendo hasta tenerlos todos integrados, siempre a velocidad media y sin sobrebatir la mezcla.
Saca el molde con la base de galletas de la nevera.
Vierte la mezcla de queso sobre las galletas.

Para hornear el cheesecake tienes que ponerle agua a la bandeja del horno y sobre ella el molde con el cheesecake.
Hornea 1 hora a 160º.  Apaga el horno y sin sacar el molde del horno, déjalo dentro con la puerta del horno abierta.

Una vez frío, sácalo de la nevera. Para desmoldarlo, pasa la punta de un cuchillo por el borde del molde. Desmóldalo y ojalá lo dejes reposar al menos 12 horas en la nevera, pues con reposo queda muchísimo mejor.
Hay recetas que luego llevan un sirope de fresa encima. Pero a mí me gusta así .. sencillit
o.. Mi cheesecake perfecto

ADIOS MAYO

EL OCIO. QUÈ ES?

Ocio

Momentos de Ocio, Daniel Hernández Morillo
Comúnmente se llama ocio al tiempo libre que se dedica a actividades que no son ni trabajo ni tareas domésticas esenciales, y pueden ser recreativas. Es un tiempo recreativo que se usa a discreción. Es diferente al tiempo dedicado a actividades obligatorias como comer, dormir, hacer tareas de cierta necesidad, etc. las actividades de ocio son aquellas que hacemos en nuestro tiempo libre y no las hacemos por obligación.
Según la socióloga francesa Christine Chevalier: «El ocio es un conjunto de ocupaciones a las que el individuo puede entregarse de manera completamente voluntaria tras haberse liberado de sus obligaciones profesionales, familiares, y sociales, para descansar, para divertirse, y sentirse relajado para desarrollar su información o su formación desinteresada, o para participar voluntariamente en la vida social de su comunidad».
La distinción entre las actividades de ocio y las obligatorias no es estricta, y depende de cada persona; así estudiar, cocinar o hacer música, puede ser ocio para unos y trabajo para otros, pues pueden realizarse por placer como por su utilidad a largo plazo y/o eventual ganancia económica