jueves, 25 de mayo de 2017

¿ CÓMO LIMPIAR EL CELULAR, LA PC Y LA PANTALA DE TV ? - Ellen Te Dice - Ti...

MIS TIPS PARA LOS PRODUCTOS DE LIMPIEZA.

usos del vinagre blanco y bicarbonato de sodio

Yo era una de las que compraba muchos productos de limpieza, no podemos negar que se ven muy atractivos en las góndolas, con distintos colores, y  anuncios de múltiples beneficios.  El gasto de ellos es muy grande, además que nos llenamos de rociadores y productos, que ocupan demasiado luegar en nuestro hogar.

También son muy contaminantes para el medio ambiente.  Vivimos  una época en que  hay que ayudar mucho al medio ambiente, para que  no se siga  arruinando nuestro planeta y tener mejor calidad de vida.

Cuando descubrí los beneficios del vinagre y el bicarbonato, no dudé en suprimir varios elementos de limpieza comprados listos, y reemplazarlos por usar estos. 
 Los preparo en casa, luego los pongo en rociadores, con su respectiva etiqueta, para luego saber lo que contiene,  Es increible como suelta alguna suciedad rebelde.

Muchas personas también usan limón, es otro producto natural muy bueno.


Les paso mi tip de limpieza.  Comenten los de Uds-
Las leo

Annissa.





6 FORMAS DE LIMPIAR EL BAÑO CON VINAGRE BLANCO

6 formas de limpiar tu baño con vinagre blanco

Además de ser un ingrediente más económico que los limpiadores convencionales, con el vinagre blanco nos aseguramos de no estar utilizando productos perjudiciales para nuestra salud y el medio ambiente.


Por cuestiones de higiene y seguridad, la limpieza y desinfección del baño es una de esas tareas del hogar que no debemos descuidar.
Esta se debe hacer varias veces a la semana, apoyada de algún producto que ayude a reducir la presencia de los microorganismos que allí se acumulan.
En la actualidad se pueden conseguir en el mercado muchos productos químicos que facilitan esta tarea para dejarlo impecable.
No obstante, está comprobado que la mayoría son muy agresivos con el ambiente y, de hecho, algunos pueden afectar la salud.
Por esta razón, se vienen promoviendo una serie de soluciones naturales que permiten conseguir resultados similares sin correr ningún tipo de riesgo.
En esta ocasión queremos destacar el vinagre blanco, un ingrediente usado en la gastronomía, pero cuyas cualidades nos permiten aprovecharlo también en la limpieza.

1. Limpiar el inodoro

Limpiar el inodoro
Por obvias razones, el inodoro es una de las partes de la casa que más bacterias y suciedad acumula.
Una solución simple para blanquearlo y sobre todo reducir la presencia de patógenos, es vertiéndole una buena cantidad de vinagre blanco.

Ingredientes

  • 1 taza de vinagre blanco (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Rocía la taza de vinagre blanco por todas las superficies del inodoro y déjalo actuar entre 15 y 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, frótalo con el cepillo y enjuaga.

2. Limpiar el espejo

El baño del espejo suele ensuciarse con el polvo, los derrames de pasta dental y muchas otras partículas.
Para no volver a usar el limpia cristales, prueba con una simple mezcla de vinagre blanco y agua, que funcionará igual o mejor que el producto comercial.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 1 frasco con atomizador
  • 1 hoja de papel de periódico

¿Qué debes hacer?

  • Diluye el vinagre blanco en el agua y viértelo en el frasco con atomizador.
  • Rocía los espejos con el líquido y luego retira los excesos con una hoja de papel de periódico.

3. Limpiar la bañera

Limpiar la bañera
Uso tras uso, la bañera se van manchando por la humedad y los productos de higiene que utilizamos en su interior.
Para recuperar su brillo y limpieza, utiliza vinagre sin diluir, o mezclado con un poco de bicarbonato de sodio.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • 1 esponja

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla el bicarbonato de sodio con el vinagre blanco y luego aplícalo sobre la superficie de la bañera usando una esponja.
  • Déjalo actuar algunos minutos y enjuaga.

4. Limpiar los azulejos

Los azulejos pierden su brillo por culpa de la humedad y los hongos que se van formando en sus pequeñas ranuras.
Si deseas que luzcan impecables, frótalos una vez al mes con una sencilla solución de este producto natural.

Ingredientes

  • 1 taza de vinagre blanco (250 ml)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 1 frasco con atomizador
  • 1 paño

¿Qué debes hacer?

  • Diluye el vinagre blanco en la media taza de agua y viértelo en el frasco con atomizador.
  • Rocía los azulejos y luego pásales un paño limpio para eliminar la suciedad.

5. Limpiar los grifos

Limpiar los grifos
Tanto el grifo de la ducha como el del lavamanos se van poniendo opacos por la humedad y los productos con los que tienen contacto. Recupera su brillo y desinféctalos con una solución de limón y vinagre.

Ingredientes

  • 1 limón
  • ½ taza de vinagre (125 ml)
  • 1 cepillo de dientes usado

¿Qué debes hacer?

  • Exprime el zumo de limón sobre el vinagre, mézclalo y frótalo sobre los grifos con la ayuda de un cepillo de dientes.
  • Luego retíralo con un paño y notarás que lucen perfectos.

6. Limpiar el lavamanos

Sobre el lavamanos dejamos muchas bacterias cuando nos cepillamos la boca, o bien, cuando nos enjuagamos las manos.
Si a esto le sumamos los restos de productos que va acumulando sin que lo notemos a simple vista, estamos ante una parte del baño muy sucia y contaminada.
Es común que percibas que se está empezando a manchar o que despide olores desagradables. Si es así, prueba la siguiente solución.

Ingredientes

  • 1 limón
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • ¼ de taza de vinagre blanco (62 ml)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 1 esponja

¿Qué debes hacer?

  • Exprime el zumo de limón y mézclalo en un recipiente con el bicarbonato de sodio, el vinagre blanco y la media taza de agua.
  • Sumerge una esponja en la solución y frótala sobre toda la superficie del lavamanos.
  • Enjuaga después de algunos minutos.

Como puedes notar, el vinagre blanco es un ingrediente multiusos en lo que tiene que ver con la limpieza. Pruébalo y empieza a usarlo como una alternativa más ecológica para mantener tu baño en las mejores condiciones.

miércoles, 24 de mayo de 2017

MIS TIPS. LIMPIEZA RÁPIDA Y EFECTIVA

cleaning:

1.-  Ahorra movimientos innecesarios
2.- Usa sólo las herramientas de limpieza necesarias
3.-  Trabaja en dirección descendente
4.-  Enfocate en lo que estás haciendo
5.- Mantén ordenados y en su lugar los elementos de limpieza
6.- Repite las acciones cada día
7.- Trabaja en equipo con tu familia
8. Sugiero tener un cuaderno o anotador, con las rutinas diarias, lo revisas para que no quede nada olvidado.



En resumen, llevar todos los elementos de limpieza para comenzar la misma.  Ojalá tener una caja especial para transportarlos.  Limpiar un espacio y terminarlo, no volver sobre lo mismo, sólo se pierde tiempo.

Acumular elementos de limpieza que no usamos, es un gasto innecesario, ocupa un lugar demás,  y se hace desorden.

Comenzamos a limpiar desde los cielos rasos, hacia abajo.  Recordar las esquinas, a veces se forman telas de araña, y al llegar al suelo, los tapacantos.

Usar el producto idóneo para cada actividad.  Algunas esponjas son más suaves, y por ej. en los hornos necesitamos algo un poco más abrasivo y otro limpiador.

Cuidar nuestros elementos de limpieza, lavar y enjuagar las esponjas, tirar los paños desechables, ojalá guardar todo siempre en el mismo lugar, lo más habitual es debajo del lavaplatos.

En mi caso, tengo separados los elementos para la cocina, y otros para el baño, los que guardo en la planta alta.

Establecer nuestras rutinas,  nos facilita la labor diaria, ya que se hace el hábito,  y se  efectiviza nuestro trabajo.

Se termina con la limpieza de los suelos en cada espacio.  Si se mojan, secar con un paño seco, o si lo prefieren dejarlos que sequen solos.

Finalmente yo reviso mi Agenda de limpieza, para asegurarme que no dejo nada pendiente.

Esto es lo básico de mi  limpieza diaria.

Annissa,




GUÍA BÁSICA PARA LIMPIAR TIPOS DE SUELO

El suelo es una de las partes más sufridas de la casa: constantes pisadas con las zapatillas que traemos de la calle, restos de comida que caen cuando cocinamos, polvo que se acumula cuando abrimos la ventana… Por eso, hoy en el blog vamos a preparar una guía muy sencilla con consejos básicos para saber:
El suelo es una de las partes más sufridas de la casa: constantes pisadas con las zapatillas que traemos de la calle, restos de comida que caen cuando cocinamos, polvo que se acumula cuando abrimos la ventana… Por eso, hoy en el blog vamos a preparar una guía muy sencilla con consejos básicos para saber: Consejo
Published on Marzo 29th, 2016 | by Home Sapiens
0

Guía básica para limpiar diferentes tipos de suelo

El suelo es una de las partes más sufridas de la casa: constantes pisadas con las zapatillas que traemos de la calle, restos de comida que caen cuando cocinamos, polvo que se acumula cuando abrimos la ventana… Por eso, hoy en el blog vamos a preparar una guía muy sencilla con consejos básicos para saber cómo limpiar los diferentes tipos de suelo.
Para frenar el desgaste del suelo y la acumulación de suciedad hay varias cosas que podemos hacer sin tener que meternos todavía con el tema de la limpieza. La primera de ellas es evitar andar con las zapatillas de calle por el piso. En España, a diferencia de otros países y culturas, estamos muy acostumbrados a llegar a casa (incluso en días de lluvia) y seguir con el mismo calzado puesto.
Poco a poco la gente va cogiendo la costumbre de descalzarse antes de entrar a la vivienda e, incluso, de pedir a los invitados que hagan lo mismo… teniendo el calzado de andar por casa preparado en el recibidor. ¿Vosotros habéis empezado a cambiar este hábito?
Otra cosa que podemos hacer para evitar que se ensucie el suelo es colocar un burlete en la puerta de entrada. De esta forma entrará menos polvo a la casa, ahorrarás en consumo de energía (ya que entra menos frío) y reducirás el ruido que llega del del pasillo. Si aún no tenéis uno, aquí puedes ver cómo instalarlo.
suelos
En cualquier caso, por mucho que te esfuerces en evitarlo, llegará el momento en el que tengas que limpiar el suelo, así que vamos a dar algunos trucos para las diferentes superficies:
PARQUÉ O TARIMA: Se trata de un material que se estropea fácilmente con la humedad, sobre todo cuando está barnizado, por lo que no es recomendable fregarlo con asiduidad. En cambio, podemos usar una mopa de manera habitual y, de vez en cuando, fregar con el mocho bien escurrido y un producto específico para este tipo de superficies. También conviene evitar la exposición directa al sol pues podría decolorarse prematuramente.
CERÁMICA: Es uno de los suelos más resistentes (aunque no resulte muy hogareño, al ser un poco frío). Para limpiarlo primero hay que pasar la escoba o la aspiradora con entusiasmo, de manera que quede el suelo sin polvo para, posteriormente, fregarlo con una mezcla de agua y el producto específico para este tipo de suelo. Aquí el mayor problema lo encontramos en las juntas, a las que tendremos que dar cada cierto tiempo con un cepillo de dientes en desuso. Existen productos para blanquear esas juntas y podemos aplicarlos una vez al año para que el sueño parezca nuevo.
MOQUETA O ALFOMBRA: El suelo de moqueta actúa como aislante térmico y acústico, pero acumula mucho polvo, por lo que el mantenimiento semanal deberá hacerse con una buena aspiradora. Las alfombras y moquetas tampoco son amigas de las manchas, así que si se cae algo lo mejor que puedes hacer es intentar limpiarlas cuanto antes con un cepillo y una mezcla de agua con bicarbonato.
MARMOL: Es posiblemente el material más resistente y no requiere de demasiados cuidados. Para limpiarlo pasamos la escoba y fregamos con agua y jabón neutro. El problema que podemos encontrar es que vaya perdiendo brillo con los años. En ese caso usaremos un poco de vinagre diluido en agua y frotaremos con energía la superficie.

COMO MANTENER LA CASA LIMPIA Y ORDENADA SIN ESTRES +TIPS QUE FUNCIONAN!

martes, 23 de mayo de 2017

Marie Kondo: Basic Folding Method

Marie Kondo Folds a Perfect Underwear Drawer

HOY ORDENAMOS AL ESTILO MARIE KONDO


La magia del orden en nueve pasos

La japonesa Marie Kondo se ha convertido en un fenómeno súper ventas gracias a su libro sobre cómo organizar el hogar

Resumimos su filosofía en nueve punto.


Ordeno, luego existo. Este parece ser el lema de la japonesa Marie Kondo, que aborda la organización como una forma de terapia en su súper ventas La magia del orden. “La verdadera vida comienza después de poner tu casa en orden”, asegura.
La gurú de la organización ha conseguido vender millones de ejemplares de sus libros en todo el mundo con aseveraciones como estas: “Cuando experimentes lo que es tener una casa realmente ordenada, sentirás cómo se ilumina todo tu mundo”; “ordenas tu casa, pero también ordenas tus asuntos y tu pasado. El resultado es que puedes ver con claridad lo que necesitas y lo que no”. Lo tiene clarísimo, quizá porque cuando otras niñas jugaban a la comba ella pasaba las horas embelesada con revistas de decoración.
Sin embargo, al otro lado de la barrera las preguntas se acumulan: ¿No habíamos quedado en que el desorden estimula la creatividad? ¿Es el orden una prioridad para los seres humanos, como parece indicar el aluvión de artículos y manuales en el mercado? Y, sobre todo, ¿no es el orden total, el de casa y el de la vida, una utopía inalcanzable?
“Las habilidades que construyes cuando aprendes a ordenar tu casa pueden influir en el resto de tu vida de muchas formas positivas”, responde Kondo a Verne por email. “Nuestras vidas son muy complicadas, y a menudo tiran de nosotros al mismo tiempo en diferentes direcciones, como un calcetín en dos pies. Por eso, para la mayoría de la gente es más sencillo pasar a otra cosa nueva que simplemente centrarse en hacer una única cosa de la forma correcta. El resultado es una falta de organización”.
Esta es la pinta que deberían tener tus cajones, según Marie Kondo. Foto: Natsuno Ichigo
En lo que se refiere a la creatividad que presuntamente surge del caos, (pensemos en la famosa y amontonada mesa de Einstein, por ejemplo), la autora recomienda mantener un espacio en casa o en la oficina donde guardar cosas que inspiran y ayudan a obtener resultados. “Pero estos objetos deben mantenerse en esta zona especial, donde se encuentran fácilmente. Y si inspiran felicidad, deben estar a la vista en casa”.
Casada y sin hijos (lo cual ayuda a mantener las cosas en su sitio) Kondo se ha convertido en una autora de culto en Estados Unidos, con grupos de Facebook donde los fans comparten trucos y fotos de cajones impecables y utilizan su nombre como un verbo sinónimo de ordenar, tipo “voy a Kondear mis camisetas”. Su manifiesto se apoya en muchas bolsas de basura donde depositar los objetos a descartar y trucos como los que exponemos a continuación:
1. Primero, desecha
Todo se reduce a dos tareas: eliminar cosas y decidir dónde guardarlas. “Son solo dos tareas, pero la eliminación debe ir primero. Asegúrate de concluir la primera tarea antes de empezar con la siguiente”, escribe Kondo. ¿Y cuál es el criterio para decidir qué desechar? La pregunta que viene a continuación.
2. ¿Produce felicidad?
Esta es la piedra angular de la filosofía de Kondo: descartar todo lo que no produzca alegría. “Creo que deberíamos rodearnos únicamente de aquello que nos trae felicidad. Para algunas personas serán un montón de cosas. Para otras, solo un puñado”, dice la autora. “La clave es trabajar para identificar aquello que verdaderamente produce dicha, y para la mayoría de la gente no es fácil. Pero es la mejor manera de asegurarnos de que vivimos con aquello que nos satisface. Y en la cantidad justa”.
Para Kondo es importante organizar las cosas por tipos y no por su ubicación. Foto: Natsuno Ichigo
3. Ordena por categoría y no por ubicaciones
En lugar de ir ordenando habitación por habitación, Kondo recomienda centrarse en una categoría. Por ejemplo, ropa (que a su vez tiene subcategorías como deportiva o zapatos), libros o papeles. En este caso, el orden sí altera el producto. Empieza con la ropa, continúa con los libros, papeles y objetos varios, y termina con los de valor sentimental. “Si reduces tus posesiones en este orden, tu trabajo fluirá con una facilidad sorprendente”, asegura. “Al empezar con las cosas fáciles y dejar las más difíciles para el final podrás afinar poco a poco tus habilidades para tomar decisiones, y así acabará por parecerte sencillo”.
Por cierto: ¿Eres de los que utilizan en casa la ropa que no les gusta, o se ha quedado vieja para la calle, como las mallas desgastadas? Error. “No me parece bien conservar ropa que no nos gusta para andar por casa. El tiempo que pasamos en casa es una parte preciosa de la vida. Su valor no debe cambiar porque nadie nos ve”.
4. Hazlo de una vez
“Algunos creen que esto es un proceso que nunca termina, y que hay que hacerlo todos los días”, dice Kondo. Su método es extremo: la purga debe hacerse de una vez, de un tirón, para “cambiar la mentalidad drásticamente”. No hay una pila de objetos dudosos; nada queda para después. Justo lo contrario de lo que suelen recomendar otros expertos, que abogan por adquirir el hábito de hacer un poco cada vez. “Si organizas un poco cada día, nunca acabarás”, dice Kondo.
5. Trata a las cosas como si fueran personas (o casi)
“Nunca jamás hagas una pelota con tus calcetines”, escribe en su libro. “Sufren una buena paliza en su trabajo diario. El tiempo que pasan en tu cajón es su única oportunidad de descansar”. En el universo Kondiano, las cosas están vivas, o casi. Un planteamiento que dejará estupefacto a muchos lectores, y que ella justifica así: “No creo que deba haber ninguna competición en nuestro corazón entre cosas y personas. Si valoramos los objetos que nos importan, y los tratamos bien, no solo durarán más y nos darán más placer; también podemos aprender incluso a ser más amables y generosos con las personas”.
El cajón de mantelitos, organizado a la manera de Kondo. Foto: Natsuno Ichigo
6. Rechaza los productos de almacenaje, y usa cajas de zapatos vacías
A diferencia de otros gurús de la organización, que recomienzan hacerse con un ejército de productos de almacenaje, Kondo cree que estos no son más que una trampa, ya que resuelven el problema solo de forma superficial. No necesitas comprar separadores ni nada por el estilo. “Puedes solucionar tus problemas de almacenamiento con cosas que ya tienes en casa. El objeto más común que yo uso son cajas de zapatos vacías”.
7. Ropa de temporada
La costumbre de empaquetar la ropa de temporada, asegura Kondo, está obsoleta, ya que con el aire acondicionado en verano y la calefacción central en invierno los hogares y oficinas están menos expuestos al clima exterior. “Ya es hora de abandonar esta costumbre y tener toda nuestra ropa lista para usarla todo el año sin importar la estación”.
8. No dejes que te vea tu familia
“Recomiendo de manera especial a mis clientes que eviten ser vistos por sus padres y familiares. A los padres les angustia mucho ver lo que desechan sus hijos. El volumen de las cosas puede hacer que los padres se pregunten ansiosamente si sus hijos podrán sobrevivir con lo que les queda”, escribe Kondo. ¿Y qué decir de ese trasvase de ropa entre madres e hijas? Su respuesta es un tajante no.
Al ordenar la ropa, olvídate de las temporadas: en la oficina, el centro comercial y el metro hace el mismo calor en invierno que en verano. Foto: Natsuno Ichigo
9. Qué hacer cuando no puedes desechar algo
Por ejemplo, las tacitas de té de la abuela, que has ido cargando de mudanza en mudanza sin atreverte a usarlas nunca de horrendas que son. Ese vestido que te encantaba pero que ahora, después de haber sido mamá, te queda regular. “Cuando te topes con algo de lo que no puedes desprenderte piensa con cuidado sobre su verdadero propósito en tu vida. Te sorprenderá cuántas cosas que posees ya cumplieron su función. Al reconocer su contribución y dejarlas ir con gratitud, serás capaz de poner en verdadero orden las cosas que posees y toda tu vida”.

COMO MANTENER LA CASA LIMPIA Y ORDENADA CUANDO HAY NIÑOS Y NO MORIR EN E...

MENU PARA LA SEMANA FACIL Y SIN ABURRIRTE ♥

COMENZAMOS EL DÍA CON ALEGRÍA. Despacito Luis Fonzi y Daddy Y.